EFELake Buena Vista (EE.UU.)

La combinación del escolta Jaylen Brown y el alero Jayson Tatum esta vez si fue lo suficientemente eficaz en el juego ofensivo de los Celtics de Boston que se impusieron por 117-106 a los Heat de Miami en el tercer partido de las finales de la Conferencia Este y lograron su primer triunfo de la serie (1-2) que disputan al mejor de siete.

De nuevo, los Celtics tuvieron el dominio en el juego y en el marcador y, a diferencia de lo que había sucedió en los dos partidos anteriores, esta vez si encontraron la manera de mantener la ventaja hasta el final y asegurar la victoria.

Brown acabó con 26 puntos, siete rebotes, cinco asistencias y tres recuperaciones de balón que lo dejaron al frente del ataque de los Celtics.

Mientras que Tatum se quedó a las puertas de un triple-doble tras conseguir 25 puntos, 14 rebotes, incluidos 13 defensivos, y repartió ocho asistencias.

Brown y Tatum ahora tienen ocho partidos cada uno de al menos 20 puntos hasta ahora en los que va de playoffs.

El base-escolta Marcus Smart anotó 20 puntos como tercer máximo encestador de los Celtics al estar perfecto 9 de 9 desde la línea de personal en el último cuarto, el que hasta ahora había sido la pesadilla para el equipo de Boston.

Los Celtics superaron a Miami 60-36 dentro de la pintura, liderados por hasta 20 (100-80) a falta de siete minutos para el final del partido, sin que luego le diesen opción a los Heat a lorar otra remontada ganadora.

La defensa de los Celtics también hizo una gran labor al dejar a los Heat con apenas un 39 por ciento de acierto en los tiros de campo.

La otra buena noticia para los Celtics fue la reincorporación al equipo del alero titular Gordon Hayward, que volvió a competir después de perderse un mes por un esguince de tobillo derecho, anotando seis puntos en 31 minutos.

El pívot Bam Adebayo acabó con un doble-doble de 27 puntos y 16 rebotes que lo dejaron la frente de los Heat, pero sin que fuesen suficientes a la hora de perder el segundo partido de playoffs e la burbuja de Orlando (12-2).

El escolta novato, que salió de reserva, Tyler Herro anotó 22 puntos, que lo dejaron como segundo máximo encestador y sexto jugador de los Heat.

Otro escolta, el titular All-Star, Jimmy Butler, tampoco pudo ser factor ganador al anotar 17 puntos y el alero Duncan Robinson acabó como cuarto mejor encestador de los Heat al lograr 13 tantos.

El base esloveno, Goran Dragic, que en los dos partidos anteriores había sido el líder encestador de los Heat, esta vez, se tuvo que conformar con 11 tantos y el alero Jae Crowder llegó a los 10 puntos.

Los Heat anotaron 12 de 44 desde intentos de triples que tampoco fueron suficientes a la hora de romper la defensa de los Celtics.

El equipo de Miami se recuperó de una desventaja de 14 puntos en el primer partido antes de conseguir la victoria en la prórroga y lo mismo sucedió en el segundo con otros 17 tantos por detrás en el marcador.

Esta vez no pudo darse la remontada porque los Celtics fueron siempre el mejor equipo en el campo y no permitieron que los Heat tuviesen la oportunidad de meterse en el partido en la recta final.

Se acercaron a ocho con un triple de Robinson con 1:12 por jugar, lo que marcó la pauta para que los Celtics reaccionasen con mejor defensa y canastas decisivas.

Brown cometió una falta flagrante nueve segundos después, y Robinson anotó uno de los dos tiros libres para reducir la ventaja de Boston a 109-102.

Adebayo anotó en la siguiente posesión para poner a Miami a cinco y coronar una carrera de 24-9, pero el Heat no se acercó ya más al marcador y los Celtics aseguraron la victoria.

Los Celtics, que disputan su serie 124 en la historia de los playoffs, habían estado abajo 0-3 en solo siete de ellas.

El próximo lunes tendrán la oportunidad de forzar el empate en la serie cuando ambos equipos se vuelvan a enfrentar para el cuarto partido de la serie en el mismo escenario de la burbuja de Orlando.

Miami nunca lideró en el tercer partido de las finales, siendo la primera vez que se ha dado en los últimos 70 que han jugado.