EFELake Buena Vista (Florida, EE.UU.)

El escolta DeMar DeRozan hizo valer su condición de jugador franquicia de los Spurs de San Antonio y con 27 puntos los guió al triunfo de 129-120 ante los Kings de Sacramento, en el partido de reinicio de la temporada regular 2019-20 de la NBA para ambos equipos.

DeRozan, que no había tenido su mejor temporada hasta que llegó el parón del coronavirus, recuperó la inspiración encestadora en el cuarto periodo cuando anotó 17 puntos que fueron los que rompieron el marcador a favor de los Spurs.

El escolta titular de los Spurs anotó 10 de 13 tiros de campo, y acabó con un doble-doble al repartir 10 asistencias, mientras que los Spurs lograron un 53 por ciento en los tiros de campo.

El base Derrick White empató su mejor marca como profesional al anotar 26 puntos con los Spurs, y su aportación fue clave en el ataque del equipo de San Antonio que juega sin el ala-pívot titular LaMarcus Aldridge, el segundo máximo encestador, que se recupera de la operación del hombro derecho a que fue sometido el pasado mes de abril.

El ala-pívot Rudy Gay anotó 19 puntos y el escolta Lonnie Walker IV llegó a los 16 tantos que también ayudaron al triunfo de los Spurs.

Antes del partido el veterano entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, y la asistente Becky Hammon se mantuvieron de pie mientras se entonaba el himno nacional y el resto de los jugadores y entrenadores de ambos equipos se arrodillaron.

El base De'Aaron Fox anotó su mejor marca como profesional al conseguir 39 puntos y el escolta serbio Bogdan Bogdanovic aportó otros 24 puntos, como líderes de los Kings, que tratan de lograr, al igual que los Spurs el octavo puesto de la Conferencia Oeste que les de derecho a estar en los playoffs por primera vez en 13 años.

The Kings se fueron al descanso con la ventaja parcial de 65-64 después que Fox anotó 20 puntos y el equipo tuvo un 57 por ciento de acierto en los tiros de campo.

Mientras que White fue el líder encestador de los Spurs en la primera parte con 15 puntos.