EFERío de Janeiro

Flamengo brasileño venció este martes por 2-1 a Sporting Cristal, se clasificó a octavos de final de la Libertadores como líder invicto del Grupo H, con lo que firmó la segunda mejor campaña en el torneo, y dejó al conjunto peruano en el último lugar y sin el consuelo de pasar a la Sudamericana.

El club carioca, gracias a un gol en puerta propia de Madrid y una anotación de Pedro, terminó la fase de grupos con 16 enteros (cinco victorias y un empate), con lo que quedó provisionalmente por detrás tan sólo del campeón Palmeiras (18) entre los clubes con mejores campañas en la Libertadores, lugar que concede ventajas y del que sólo puede ser despojado por el River Plate argentino.

Flamengo terminó con una ventaja de 5 puntos sobre el Talleres de Córdoba argentino (11), que también se clasificó a octavos de la Libertadores, y de 12 sobre Universidad Católica (4), que, como tercero, clasificó a octavos de la Copa Sudamericana.

Sporting, que hoy descontó por intermedio de Christofer Gonzales, terminó último, con 2 puntos.

Pese a que jugó a media marcha y con un equipo alternativo, el club más popular de Brasil no sólo confirmó su gran campaña sino que elevó a 15 el número de partidos que lleva sin perder en la Libertadores jugando en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, en los que ha anotado 41 goles.

El conjunto carioca, pese a que no alineó a titulares ofensivos como el uruguayo Giorgian de Arrascaeta o Éverton Ribeiro y Bruno Henrique, comenzó presionando desde el primer minuto con un poderoso trío de atacantes integrado por Gabriel Barbosa 'Gabigol', Marinho y el juvenil Pedro.

La primera oportunidad De gol la tuvo Gabigol en el minuto 3, cuando recibió dentro del área pero mandó por encima del travesaño un balón tocado por Pedro tras una jugada iniciada por Marinho.

Los tres atacantes del conjunto carioca se relevaron seguidamente en las jugadas ofensivas apoyados por Lázaro y Joao Gomes.

Sporting Cristal, en su primera llegada, por poco abrió el marcador cuando, en un contragolpe, Loyola Evadió al lateral chileno Mauricio Isla pero pateó para fuera de la portería de Hugo.

Pese a la presión de los locales, el conjunto peruano también tuvo buenas oportunidades, incluyendo una en que Christofer Gonzales consiguió patear dentro del área pero sin fuerza.

Flamengo respondió con un disparo de Marinho que obligó al portero Alejandro Duarte a lucirse para evitar el gol de los brasileños.

La presión de equipo local dio frutos en el minuto 29 cuando el chileno Isla, tras recibir un lanzamiento largo de David Luiz, consiguió meter por entre las piernas de Duarte un balón que Madrid alcanzó a tocar antes de que entrara por la portería, con lo que fue registrado como autogol.

En los últimos minutos del primer tiempo el juvenil Lázaro desperdició dos claras oportunidades de gol, que habrían dejado a Flamengo con una gran ventaja antes de irse al descanso.

El conjunto brasileño siguió presionando en el segundo tiempo, aunque sin pisar en el acelerador, y Pedro por poco consigue ampliar el marcador en el minuto 6. David Luiz también falló un cabezazo en el minuto 12 y Duarte le atajó un disparo a Lázaro en el 13.

Pero la jugada más peligrosa la falló Sporting en el minuto 17 cuando Gonzales recibió un balón de Lora y no supo definir en el cara a cara y solo frente a Hugo.

La pasividad del equipo llevó al técnico de Flamengo, el portugués Paulo Sousa, a promover tres cambios para aumentar el poder ofensivo, con la entrada de Bruno Henrique y Andreas Pereira.

Los cambios dieron resultado poco después, en el minuto 28, cuando Pedro remató con la cabeza un balón levantado por Andreas Pereira en el cobró de una falta y aumentó la ventaja a 2-0.

En el minuto 31 David Luiz estrelló un balón en el travesaño tras un tiro de esquina cobrado por Andreas Pereira y por poco anota el tercero para los locales.

Flamengo se lanzó al ataque en los últimos minutos para intentar golear ante los 38.100 hinchas presentes en el Maracaná, pero el conjunto peruano aprovechó el descuido en la zaga brasileña y descontó a tres minutos del final por intermedio de Gonzales y en un nuevo error de Hugo, que terminó abucheado.