EFEAtlanta (EE.UU.)

El mariscal de campo Matthew Stafford encontró a su receptor T.J. Hockenson con pase de anotación de 11 yardas cuando expiraba el tiempo reglamentario y el pateador Matt Prater logró el punto extra de 48 yardas para darle a los Lions una victoria como visitantes por 22-23 sobre los Falcons.

Los Lions (3-3) consiguieron su segunda victoria consecutiva, y registran su primera racha ganadora desde principios de la temporada del 2019.

Stafford completó 25 de 36 pases para 340 yardas con un pase de anotación.

Por los Falcons (1-6), su mariscal de campo Matt Ryan completó 31 de 42 pases para 338 yardas con un pase de anotación.

Con desventaja de 16-14, los Falcons decidieron correr el reloj y patear un gol de campo para la victoria cuando lograron un primer intento en la yarda 10 de los Lions con poco más de un minuto por jugar.

Detroit había agotado todos sus tiempos muertos, por lo que no había más forma de detener el reloj. Sabiendo que su única oportunidad era permitir un touchdown rápido, los Lions no hicieron ningún intento por detener a Todd Gurley después de que este recibió un pase de Matt Ryan.

Gurley irrumpió intencionalmente en un agujero enorme, con solo un jugador defensivo, el profundo Will Harris, incluso poniendo una mano sobre el corredor. Gurley se dio cuenta de lo que estaban haciendo los Lions, pero era demasiado tarde. Empezó a caer pero aterrizó en la línea de gol con 1:04 por jugar.

Los Falcons lograron conversión de 2 puntos para poner el marcador 22-16, pero los Lions aún tenían una oportunidad contra un equipo que ya se había convertido en el primero en la historia de la NFL en perder dos juegos consecutivos al liderar por al menos 15 puntos en el último cuarto.

Entonces Stafford condujo a su equipo 75 yardas en ocho jugadas, conectando con Hockenson en un pase de 13 yardas, Danny Amendola para 22 yardas y Kenny Golladay para una ganancia de 29 yardas para quedar en la yarda 11 de los Falcons.

Los Lions corrieron por el campo y clavaron el balón con tres segundos restantes, sólo para que el oficial de la cabina de repetición revisara la atrapada de Golladay.

Después de que se confirmó la recepción, los Lions se alinearon y clavaron el balón con dos segundos para el final, preparando la jugada final. Stafford vio a Hockenson liberarse a través de la zona de anotación, le mandó pase y logró touchdown.