EFEGlendale (Arizona, EE.UU.)

El mariscal de campo Kyler Murray lideró la ofensiva por aire y tierra de los Cardinals de Arizona y les ayudó a vencer este domingo con facilidad por 30-15 al equipo de Washington.

Las escurridizas y espectaculares carreras de touchdown de Murray para los prometedores Cardinals se están convirtiendo en algo común.

Las habilidades de doble amenaza de Murray estuvieron en plena exhibición el domingo durante la dominante victoria del equipo de Arizona, que ahora tienen marca de 2-0.

Murray, un segundo año en la NFL, lanzó para 286 yardas y un touchdown, pero los momentos asombrosos llegaron cuando controlo el ovoide y corrió, luchando por dos touchdowns que fueron para 14 y 21 yardas, ambos decisivos de cara a romper el marcador a favor de los Cardinals, que no solo se beneficiaron del triunfo sino de la espectacularidad de las acciones de su joven mariscal de campo.

Los Cardinals (2-0) saltaron a una ventaja de 14-0 al final del primer cuarto. Llevaban 20-0 al descanso y 20-3 después del tercero.

El receptor abierto DeAndre Hopkins atrapó ocho pases para 68 yardas y un touchdown y también acabó como jugador destacado en la ofensiva de los Cardinals.

Mientras que el pateador latino Zane González, un nativo de Houston, hizo tres goles de campo.

Murray alivió cualquier duda sobre quién ganaría a principios del último cuarto cuando se lanzó por el medio del campo, superando al profundo Troy Apke en la carrera de 21 yardas para anotación que dejó a los Cardinals con parcial de 27-3 que sería decisivo.

"Tan pronto como salgo del paquete de protección, examino el campo", declaró Murray al concluir el partido. "Al ver cómo se colocaron los bloques de marcajes, que fueron buenos, entonces decidí que en el uno contra uno tendría mi oportunidad y la aproveché".