EFEChicago (EE.UU.)

El abridor japonés Yu Darvish volvió a dominar desde el montículo y estuvo cerca de conseguir un sin-hit en el partido que su equipo de los Cachorros de Chicago al final ganaron por 4-2 ante los Cerveceros de Milwaukee.

Darvish hizo un alto número de lanzamientos, pero en ningún momento mostró fatiga y además sin conceder imparables a los bateadores rivales hasta la parte alta de la séptima entrada para cumplir su tercera apertura destacada en forma consecutiva.

El derecho japonés permitió sólo un hit, un jonrón solitario de Justin Smoak por todo el jardín derecho, cuando había un out de la séptima entrada, al 98 lanzamiento que había hecho en el partido.

Ahí se acabó su trabajo y fue relevado por Casey Sadler para el comienzo del octavo capítulo.

Darvish, de 33 años, repartió 11 ponches e hizo 104 pitcheos.

En dos ocasiones anteriores, se había quedado a un out del juego sin hit, ambas con los Vigilantes de Texas. Sin embargo, descartó que haya pensado en aquellas actuaciones durante el encuentro ante Milwaukee.

"Sabía que no me iban a dar otro episodio, por el número de lanzamientos que había hecho", indicó. "Simplemente traté de evitar que me anotaran".

Antes del cuadrangular de Smoak, Darvish había permitido sólo tres corredores en las bases. Dio un boleto a Ben Gamel en la segunda entrada y otro al venezolano Orlando Arcia en la quinta, además de golpear al jardinero Christian Yelich con un lanzamiento bajo en el episodio inicial.

"Lució muy bien, logrando un ponche de inmediato", declaró el piloto de los Cachorros, Dvid Ross. "Durante la mayor parte del juego su mecánica fue muy buena No tuvo que trabajar tanto durante el juego".

Kyle Schwarber conectó un cuadrangular solitario en el segundo acto, y Chicago mejoró a una marca de 13-3, que no ostentaba desde 1907.

El boricua Javier Báez produjo una carrera, lo mismo que Ian Happ y David Bote.

Darvish firmó un contrato por 126 millones de dólares y seis años con los Cachorros como agente libre en febrero de 2018, pero se vio aquejado por una serie de lesiones de codo y tríceps. Tuvo una mala salida en esta campaña, al enfrentar en julio a los Cerveceros.

Pero después ha mejorado notablemente. Ha colocado su efectividad a 1.88 y ha ponchado a 27 en 24 entradas.

La derrota se la quedó el abridor Brett Anderson (0-2).EFE

rm/mbj