EFEVitoria

El croata Ante Tomic aseguró la cuarta plaza de la Liga Endesa para el Joventut, que asaltó el Buesa Arena con un 81-89 y se medirá al Lenovo Tenerife en los cuartos de final, mientras que el Baskonia se cruzará con el Valencia Basket.

El pívot balcánico firmó una brutal estadística con 34 créditos de valoración, gracias a sus 24 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias que permitieron a la Penya dominar prácticamente todo el encuentro y sacar de sus casillas a los azulgranas, gracias a su intensidad defensiva, que derivó en tres técnicas para los locales y la expulsión de Rokas Giedraitis con dos antideportivas producto de la frustración.

Pau Ribas aportó 19 puntos al juego de los catalanes, que demostraron mucha frialdad cuando el Baskonia tuvo varios chispazos durante el duelo para intentar alcanzarles en el marcador.

El uruguayo Jayson Granger tiró de orgullo en el último cuarto con 11 puntos, pero no encontró compañeros, que habían destacado anteriormente como Wade Baldwin (21 créditos) o Simone Fontecchio con 19, que dejó atrás sus molestias de espalda.

Los azulgranas arrancaron mejor, con un parcial 9-0 que exhibió una puesta en escena más contundente que el conjunto verdinegro. Los cinco jugadores titulares del Baskonia demostraron estar metidos en el partido y todos tomaron parte en las jugadas de ataque de los locales.

Un tiempo muerto de Carles Durán hizo reaccionar a los catalanes, que recortaron distancias desde el triple y tras ajustar la defensa para frenar el ritmo que había comenzado a coger el equipo de Neven Spahija.

Ante Tomic canalizaba las posesiones de la Penya y una canasta del croata igualaba el choque a 16, pero el parcial del Joventut siguió creciendo hasta el 2-11, que dejó el electrónico en un 16-21.

Los azulgranas, grises en ataque, descuidaron a los tiradores visitantes y dos triples verdinegros pusieron la máxima del momento, 18-27, que ponía el partido cuesta arriba para un Baskonia irregular que, sin velocidad, no podía desplegar su juego ante una defensa dura que se colocó muy rápido en bonus.

Ante Tomic volvió a aparecer para contener la reacción local y varias decisiones arbitrales polémicas protestadas por la grada y por Wade Baldwin, llevaron al base al banquillo con tres faltas personales y el duelo al descanso con un 37-47.

El triple fue el mejor aliado en la reacción de los azulgranas, aunque Derek Willis se empeñó en mantener a raya a un Baskonia frustrado ante la intensidad que impuso la Penya.

El último cuarto comenzó con un 55-63 para el Joventut, que tenía las ideas más claras y a un Ante Tomic que no encontraba oposición. Pau Ribas se sumó a la anotación del interior croata y la Penya logró mantener la distancia en torno a los diez puntos mientras la arena caía en el reloj.

Los errores en los tiros libres no ayudaban al equipo vitoriano a recortar una diferencia que pesaba como una losa para los de Neven Spahija, muy incómodos durante todo el encuentro.

Le fueron mejor las cosas a los baskonistas con Jayson Granger, autor de 11 puntos en el último cuarto, y Wade Baldwin juntos en pista, pero de nuevo los despistes defensivos lastraron el trabajo de los azulgranas para acercarse a su rival.

Una segunda falta antideportiva acabó con Rokas Giedraitis expulsado y terminó por sentenciar el choque a 2:46 del final, 71-82. Baskonia siguió intentándolo, pero la cuarta plaza se la quedó el Joventut con un 81-89 final.

- Ficha técnica:

81 - Bitci Baskonia (16+21+18+26): Baldwin (17), Giedraitis (11), Fontecchio (14), Peters (6), Enoch (8) -cinco inicial-, Raieste (-), Granger (15), Wetzell (-), Costello (7), Sedekerskis (-) y Kurucs (3).

89 - Joventut de Badalona (21+26+16+26): Vives (9), Feliz (9), Parra (11), Willis (14), Tomic (24) -cinco inicial-, Busquets (1), Ribas (19), Ventura (-), Bassas (-), Birgander (2) y Maronka (-).

Árbitros: Carlos Peruga, Vicente Bultó y David Sánchez. Señalaron técnica a Baldwin (min.19), a Peters (min.27) y Costello (min.37) además expulsaron por doble falta antideportiva a Giedraitis (min.37). Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la trigesimocuarta jornada de la Liga Endesa, última de la fase regular, disputado en el pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria ante 6.578 aficionados.