EFENerja (Málaga)

El salmantino Álvaro de Arriba, el mejor atleta español de 800 metros esta temporada con una marca de 1:44.85, se proclamó este domingo campeón de España de la distancia y se ganó a lo grande su convocatoria para los Mundiales de julio en Eugene (Estados Unidos), en una final histórica con cinco atletas con mínima mundialista.

El mediofondista del CD Running, que fue cuarto en el Mundial de Belgrado de pista cubierta y oro en el Iberoamericano de La Nucía (Alicante), completó una carrera muy inteligente, estuvo bien colocado y aguantó el ataque del murciano Mariano García, el campeón mundial bajo techo, para cambiar el ritmo en un explosivo final.

Álvaro de Arriba venció con una gran marca de 1:45.82, récord del Campeonato de España en los 800, con el gallego Adrián Ben, quinto en Tokio 2020, como subcampeón nacional con 1:46.01, y Mariano García, bronce con 1:46.04.

Los tres primeros clasificados deberían formar el equipo de 800 metros para Eugene, pero la última decisión la tendrá el seleccionador español, José Peiró.

El leonés Saúl Ordóñez, plusmarquista nacional de la distancia con 1:43.65, llegó en la cuarta posición a la meta, y el madrileño Pablo Sánchez-Valladares terminó quinto.

En la final femenina de 800 metros, Lucía Pinacchio, del FC Barcelona, tomó el relevo de la lesionada Natalia Romero, quien no pudo participar en la final, al imponerse con un tiempo de 2:03.85 a Marina Martínez (New Balance), segunda con 2:04.08, y Yurena Hueso (Piélagos), tercera con 2:04.21.