EFEValència

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, aseguró tras la remontada y el triunfo de su equipo este domingo en el campo del Valencia que no se llevaron el triunfo “por calidad sino por espíritu, indomable hasta el final”, y admitió que los cambios fueron determinantes en poder darle la vuelta al encuentro.

“El partido era muy complicado y hemos tenido la capacidad de seguir frescos de cabeza y seguir hasta el final. El espíritu del equipo es muy bueno, seguramente porque es un equipo joven. Tenemos que mejorar mucho, tenemos que ser más agresivos sin balón pero poco a poco con este espíritu lo vamos a arreglar”, señaló en rueda de prensa.

El técnico italiano no supo decir si el grupo de jóvenes que tiene es el de más calidad que ha tenido pero en cualquier caso les mandó un mensaje. “Es importante que entiendan que la calidad que tienen no es suficiente, tienen que meter personalidad, compromiso y motivación. La calidad que tienen es de absoluto alto nivel”, apuntó.

“Hacer los cambios es muy complicado porque cambias de idea muchas veces, los que han entrado han cumplido muy bien. Han cambiado la dinámica del partido, mucho mañas agresividad, mucha más calidad. La llave está ahí, con los cinco cambios tenemos una ventaja muy grande porque tengo un banquillo con mucha calidad y lo más importante es que se sientan importantes como los que entran al principio”, explicó.

Ancelotti dijo que nunca pensó que la plantilla no tuviera gol. “Este equipo tiene gol porque los jugadores tienen mucha calidad y el trabajo del entrenador es combinarlos y ponerlos al servicio del equipo”, apuntó el técnico, que valoró el trabajo de Eden Hazard, especialmente en ataque.