EFEMadrid

La lluvia que comenzó a caer en el último tercio de la segunda tanda de la primera jornada del Gran Premio de Austria de Moto3, en el circuito Red Bull Ring de Spielberg, validó el registro que por la mañana había conseguido el italiano Tony Arbolino (Honda).

Tras él acabaron el británico John McPhee (Honda), el más rápido por la tarde, y el español Jaume Masiá (Honda).

Uno de los pocos pilotos que mejoró respecto a la mañana fue el hispano argentino Gabriel Rodrigo (Honda), que lo hizo para ascender a la octava posición, como también el italiano Dennis Foggia (Honda), vencedor en la República Checa, que se colocó duodécimo y por tanto con "billete" para la segunda clasificación directa.

En los primeros minutos del segundo entrenamiento y mientras los pilotos se iban acercando poco a poco a los registros de la mañana, se pudo ver al frente de la clasificación a los españoles Albert Arenas (KTM), líder del mundial, Raúl Fernández (KTM) y Jaume Masiá (Honda), entre otros, aunque con la ventaja inicial de que la climatología parecía dar un respiro al no llover en ningún momento.

El británico John McPhee (Honda) fue el primero en acercarse a los registros de la mañana al rodar en 1:37.060, si bien ese tiempo no iba a ser definitivo al tener todavía por delante más de la mitad del entrenamiento efectivo de Moto3.

Pero poco después de superarse la barrera de los veinte minutos, comenzaron a ondear las primeras banderas blancas con un aspa roja de fondo que avisaban de la llegada de la lluvia en algunos puntos del circuito y todavía con McPhee como líder, aunque inicialmente casi todos los pilotos intentaron continuar el agua acabó cayendo con cierta intensidad por todo el trazado y literalmente se podían dar por terminados los entrenamientos, al menos en lo que a mejorar los tiempos se refiere.

La aparición de la lluvia hizo que todos los pilotos acabasen entrando en sus talleres a la espera de una mejoría que les permitiese continuar con los neumáticos de seco y, de hecho, pudieron volver a pista poco después, aunque nada más volver en una zona del circuito, en la curva tres, comenzó a diluviar y ya no se pudieron bajar los tiempos y hubo que dar por buenos los obtenidos por la mañana.

Entonces, el italiano Tony Arbolino (Honda) había sido el más rápido, por delante del británico John McPhee (Honda), el más rápido por la tarde, y del español Jaume Masiá (Honda).

Raúl Fernández (KTM) consiguió la sexta posición, entre el italiano Niccolo Antonelli (Honda) y el japonés Kaito Toba (KTM), con el líder del mundial, el español Albert Arenas (KTM), era décimo, Alonso López (Husqvarna) vigésimo, con Sergio García (Estrella Galicia 0'0 Honda), vigésimo segundo, por delante de Jeremy Alcoba (Honda) y Carlos Tatay (KTM).

Juan Antonio Lladós