EFETokio

La selección olímpica argentina volvió a repetir eliminación prematura y, como le ocurrió en Río de Janeiro 2016, se despidió de los Juegos de Tokio 2020 tras la fase de grupos.

El conjunto de Fernando ‘Bocha’ Batista, seleccionador olímpico argentino, volvió a quedarse fuera de las eliminatorias tras empatar el tercer partido a un tanto. En los pasados Juegos fue ante Honduras -la revelación del torneo- en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, y en los actuales ha sido ante España en el estadio de Saitama.

A Argentina no se le dió de nuevo el resultado. De haber ganado habría progresado, pero el intento de remontada al gol del español Mikel Merino se quedó en el tanto del empate de Tomás Belmonte de cabeza. Insuficiente a la postre.

La albiceleste acabó en la tercera plaza otra vez, con cuatro puntos, los mismos que Egipto, pero con peor diferencia de goles, y tiene que hacer las maletas de vuelta a casa otra vez sin alcanzar los objetivos planteados.

Argentina es una de las selecciones más laureadas de la historia del torneo masculino olímpico, con los oros en Atenas 2004 y en Pekín 2008 tras ganar en las finales a Paraguay y Nigeria, respectivamente. Así mismo, fue subcampeona en Amsterdam 1928 y en Atlanta 1996.

En los Juegos de Tokio comenzó con una derrota inesperada ante Australia (0-2), enderezó el camino frente a Egipto (1-0) con un gol de Facundo Medina pero las tablas ante la selección española acabaron por condenar al bloque de Batista.

“No, no es decepción. Es bronca de no poder continuar en el torneo, pero decepción, para nada. Tengo la tristeza, tengo la bronca, pero estoy muy orgulloso de mis jugadores. Nosotros estamos trabajando en un proceso, en un proyecto, y la realidad es que teníamos el sueño de llegar lo más alto posible, pero esto no termina acá”, dijo al ser preguntado por EFE.

El caso es que el sueño de ser protagonista de nuevo en un torneo olímpico quedó truncado de raíz y Argentina tendrá que esperar a la siguiente cita en París 2024 para, de obtener la clasificación, volver a intentarlo.

Tras ganar la Copa América, Leo Messi, protagonista del triunfo olímpico en la capital china, regresó a España este miércoles y desde allí presenció por televisión el encuentro de la Albiceleste contra La Roja que significó el adiós a los Juegos.

Argentina no pudo contar con todos los jugadores que el seleccionador pretendía. Lo acabó notando pese al esfuerzo de los convocados.