EFEA Coruña

El capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, ha valorado la etapa de Natxo González en el club, ha advertido de que el tiempo "dirá" si el cambio "ha tenido efecto en los resultados, que es lo que importa", ha destacado la "energía, ilusión y confianza" con que ha llegado José Luis Martí, y ha reflexionado sobre su futuro y del equipo.

El centrocampista, en una entrevista con EFE, ha admitido que haber puesto el foco toda la temporada en el objetivo del ascenso ha desviado la atención y ha sacado al Deportivo, "lastrado" por no haber firmado una racha de victorias esta temporada, de las posiciones que dan acceso a luchar por un ascenso del que "no depende" su continuidad en el club.

Pregunta: ¿Qué ha supuesto la llegada de Martí?

Respuesta: En estas situaciones lo que se busca es un cambio anímico y de hábitos y rutinas. Cuando hay un cambio de entrenador es porque las cosas no están funcionando bien y Martí ha llegado con mucha energía, mucha ilusión, transmitiendo confianza a los jugadores y reactivando a la gente. También está introduciendo matices tácticos.

P: ¿Considera que era necesario el cambio de entrenador?

R: Bueno, eso es muy difícil de juzgar. Al final, el tiempo nos dirá si ese cambio que busca un revulsivo ha tenido efecto en los resultados o no, que es lo que importa. La dinámica era negativa y siempre que un equipo va mal se busca ese cambio porque es el que más puede funcionar a corto plazo. Ojalá sea positivo y podamos cambiar la dinámica.

P: ¿Cómo valora la etapa de Natxo González en el Dépor?

R: Yo creo que fue buena, personalmente he aprendido mucho con él. Me parecía muy honesto y trabajador y ha dejado cosas positivas. Esto funciona en base a los resultados y los de la segunda vuelta eran muy negativos y siempre se rompe por el mismo lado. Él ha dejado un buen recuerdo tanto por conceptos tácticos como por su manera de trabajar y estoy agradecido por el tiempo que he compartido con él. Me quedo con cosas que he aprendido y al final no siempre puedes decir eso de todos los entrenadores.

P: Han salido de posiciones de ascenso después de 26 jornadas, ¿cómo está la plantilla de ánimo y confianza?

R: Ahora mismo, aunque suene a tópico, lo que queremos es volver a ganar. Pensar en objetivos a largo plazo durante la temporada ha hecho un poco de daño. Estar hablando constantemente del objetivo final ha hecho que nos desviemos de objetivos básicos que son el fin de semana. Focalizar en el objetivo final nos ha desviado. Ahora estamos fuera de todo y lo único que podemos hacer es intentar mejorar, volver a ganar y recuperar sensaciones y veremos a dónde podemos llegar.

P: ¿Cree que aún no se puede dar nada por hecho en la categoría o considera que Osasuna, por ejemplo, ya es de Primera?

R: Bueno, está claro que lo tiene muy bien. La categoría da muchas vueltas, pero a Osasuna lo daría un poco por hecho en esas plazas porque está siendo muy fuerte en casa, todavía tiene el partido del Reus, que son tres puntos seguros, y está siendo muy solvente. Por lo demás, todo va a estar abierto hasta el final. Nosotros estamos en el grupo de cabeza, peor de lo que nos gustaría, sobre todo por la dinámica de los últimos meses, y centrándonos en mejorar en el corto plazo. Ojalá podamos coger una buena racha al final.

P: En toda la temporada no han tenido esa racha.

R: Ese es el mayor lastre. Hemos pedido pocos partidos, pero no hemos enlazado tres victorias. Otros han sido irregulares pero han tenido esa racha. Eso nos ha lastrado. Ojalá estemos a tiempo de cogerla.

P: A nivel personal, ¿cómo valora la temporada de su regreso al Deportivo?

R: Bien, contento. Venía con dudas de cómo iba a encontrar el club después del descenso, que siempre es traumático, y creo que la estructura ha mejorado, se han cambiado cosas para mejorar el ambiente de trabajo en la Ciudad Deportiva y luego he tenido la suerte de participar mucho, que es lo que todos queremos. La pega es la clasificación, pero era un escenario que se podía prever sabiendo cómo es la categoría y lo difícil que es el año del recién descendido. Todos tenemos la ilusión de acabarlo bien, con un ascenso.

P: Cuando volvió en verano tras su cesión al Sporting, dijo que tenía este año de contrato y que, en función del rendimiento, decidiría. ¿A día de hoy, hay una decisión tomada?

R: No, y creo que hablar de lo individual ahora mismo no sirve de nada. Veremos al final de temporada cómo acaba el equipo y la necesidad que tenga el club. A mi edad y con mi trayectoria aquí, no me voy a agarrar a ningún contrato. Si el club está contento con mi rendimiento y veo que puedo ser útil, aquí estaré. Ahora, centrado en el día a día y cuando acabe el año se hablará del futuro, no solo mío, de muchos jugadores cuyo futuro dependerá de cómo acabe el equipo.

P: ¿Quedarse pasa por el ascenso o no tiene que ver?

R: No, para nada. Por lo menos, para mí no depende de estar en Primera o Segunda. No sé si el club lo enfocaría de manera diferente. Siempre que se cuente conmigo en el plano deportivo para poder sumar, aquí estaré, jugando más o menos, pero siendo útil porque estoy contento y orgulloso de estar en el club de mi ciudad. Si el club entiende que mi rendimiento puede ser válido, aquí estaré.