EFELa Paz

Bolivia buscará mejorar la calidad de su fútbol subiendo a seis los cupos para jugadores extranjeros en cancha y así reducir los costos de las plantillas de sus equipos de primera división, aseguraron este martes fuentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

"No es una determinación de la FBF, es una determinación de los catorce presidentes (de los clubes)", aseguró el director de Competencias de la entidad, Adrián Monje, en rueda de prensa.

Monje sostuvo que la determinación se asumió durante el Consejo Superior de la FBF, celebrado la pasada semana, junto a varias modificaciones propuestas al reglamento del campeonato boliviano que se pretende aplicar en el campeonato Clausura.

Esas modificaciones ahora están a consideración de la CONMEBOL, aseveró.

Algunos de los argumentos son que el jugador boliviano "es muy caro" en el medio local, que algunos están "confiados" en tener un puesto en los equipos y que "tengan un mejor rendimiento" al ver que tienen menos cupos, dijo Monje refiriéndose a las razones que manejaron los representantes de los catorce clubes de la División Profesional de Bolivia.

La decisión fue un "criterio unánime de los clubes", aseguró a los medios el dirigente de la FBF Héctor Montes.

El problema señalado por ambos dirigentes pasa además por el "tema económico" que afecta principalmente a los equipos menos fuertes del medio.

Actualmente el cupo por equipo para la contratación de jugadores extranjeros es de seis, sin embargo hasta el campeonato pasado solo cuatro de ellos estaban habilitados para ingresar en un solo partido y eso también afectaba a los jugadores nacionalizados.

Otra modificación se relaciona a los jugadores extranjeros que han adquirido la nacionalidad boliviana y que en adelante aparecerán en las listas de los equipos como bolivianos de origen, cumpliendo lo que establece la Constitución del país.

Estos ajustes deberán aprobarse en un Congreso de la Federación Boliviana de Fútbol que se prevé sea antes del 13 de julio, inicio de inicio del campeonato boliviano, e inmediatamente después de que las enmiendas estén aprobadas por la CONMEBOL.

La medida busca hacer que los equipos bolivianos puedan incorporar mejores talentos extranjeros que aporten el criticado nivel de la competición local.