EFELa Paz

La selección de fútbol sub'20 de Bolivia, al mando del ecuatoriano Sixto Vizuete, está decidida a dejar huella en el Campeonato Sudamericano que se disputará en Chile.

La Verdecita, como es llamada la sub'20 boliviana, fue emparejada en el Grupo A con el anfitrión Chile, el once veces campeón Brasil y los combinados de Colombia y Venezuela.

El equipo de Vizuete debutará con Chile el primer día.

"Ya no vamos de relleno, sino a ser protagonistas. Éste es un equipo ordenado, trabajado y con chicos que sienten la camiseta", dijo el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas.

Durante su preparación el plantel se midió en noviembre con equipos y selecciones de Perú, Ecuador y Venezuela.

Producto de este trabajo, Vizuete ha perfilado un grupo en el que destacan los internacionales Jairo Quinteros, del equipo juvenil del Valencia español; Luis Eduardo Demiquel, de la Universidad de Chile y Daniel Rojas, de la también chilena Universidad de Concepción.

También sobresalen el centrocampista John García, de La Serena chilena; el zaguero Joel Fernández y el delantero Sebastián Melgar, ambos de las divisiones inferiores del Boca Juniors argentino.

Entre los más experimentados y con roce en la Primera División están los centrocampistas Ramiro Vaca, del The Strongest, y Erick Cano, del Aurora.

Los demás jugadores citados juegan en las divisiones menores de equipos de la región oriental de Santa Cruz, como el Oriente Petrolero, Blooming, Sport Boys, Florida y Guabirá, y también está el arquero Carlos Mauricio Adorno, del Bata de Cochabamba.

Vaca, Adorno, el guardameta Bruno Rivas, el defensor Alan Siles, el centrocampista Julio Herrera y el delantero Roler Ferrufino fueron parte del plantel que disputó los Juegos Suramericanos en Cochabamba, el año pasado.

El reto para la Verdecita en Rancagua será grande, ya que hasta ahora no ha logrado quedar entre los tres primeros en un torneo sudamericano sub'20. En el anterior campeonato jugado en Ecuador no pudo pasar de la primera fase.

Aunque esta historia no le favorece, tanto los dirigentes como Vizuete confían en que los resultados de la preparación se verán en cancha en Chile.

La última fase del periodo preparatorio, que se cumplió en Cochabamba, ha dejado a los jugadores de la Verdecita con expectativas favorables. Ganaron por 2-0 al Wilstermann, campeón del torneo Apertura 2018.

El entrenador ha asegurado que no se trata de tener suerte, sino de trabajar.

"Ojalá ya en el torneo estos muchachos enfrenten con gran actitud y esto es de mentalidad ganadora, de inculcarles que no somos menos que nadie y ellos lo han asimilado muy bien", sostuvo Vizuete.

Salinas consideró que "sin pecar de optimista, este equipo está para dar mucho, al margen de que está muy ordenado en su juego".