EFESevilla

El entrenador del Valencia, José Bordalás, negó este miércoles que fuera "un problema físico el haber encajado tan pronto los tres goles" que condenaron a su equipo en el Sánchez-Pizjuán a una derrota (3-1) causada "por errores infantiles que no se pueden ver en el fútbol profesional".

Bordalás señaló, en la rueda de prensa tras el partido, que el Valencia ha "mejorado en la segunda mitad, cuando ya el resultado era muy contundente", tal vez debido a que "han faltado jugadores importantes que se notan", si bien insistió en que "lo importante de verdad es corregir los errores cometidos".

El técnico alicantino manifestó que "cuando se concede tanto, al final se paga", con tres goles encajados "en acciones sin elaboración del Sevilla", que marcó gracias a "una falta de contundencia tremenda" y a "errores graves" como en tercer gol, de Rafa Mir, que "ha sido de risa".

Bordalás señaló que el presente "es un momento para la reflexión, para estar unidos" en el que él no va a eludir la "obligación de que los jugadores den el cien por cien" para llegar al "puesto que merece el Valencia".