EFEPaterna (Valencia)

El entrenador del Valencia, José Bordalás, aseguró que el hecho de tener que afrontar tres encuentros la próxima semana no va a cambiar su manera de afrontarlos y aseguró que él no cree en el sistema de rotar a los jugadores para que lleguen más frescos con una sola competición.

"Siempre intento sacar al once más competitivo. No creo en las rotaciones. Estamos jugando una competición y el jugador debe estar preparado para afrontar los partidos que te puede exigir la competición. No me obsesiono, si el jugador no está bien, elegiré a un compañero", explicó en una rueda de prensa.

"Afrontamos el partido inmediato como el más importante. No podemos pensar en el Betis ni en el fin de semana. Estos son los tres puntos más importantes del campeonato. Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos y del compromiso que debemos tener. De reojo sabemos que tenemos tres partidos pero toda nuestra energía está concentrada en el partido", añadió.

El técnico dijo que no ha notado "ningún tipo de anomalía" en los jugadores por no haber ganado los últimos cinco partidos.

"El equipo está bien, tranquilo, ansioso y animado para afrontar el partido, consciente de que hace jornadas que no ganamos y con ganas de reencontrarnos con la victoria y brindar una victoria a nuestra afición", afirmó.

Bordalás dijo que sabe qué aspectos tienen que mejorar pero recordó que "esto es una carrera de fondo" y que aunque llevan una "racha adversa" aseguró que el equipo sigue trabajando "para crecer y conseguir los puntos" que necesitan y que esperan hacerlo este sábado.

"Esperamos un partido difícil porque el Mallorca está haciendo una buena temporada. Muchos de sus jugadores tienen experiencia en Primera aunque sea un recién ascendido. Es un equipo intenso, con velocidad, que sale rápido. Tiene muchas virtudes, también a nivel parado. Nos conocemos y tendremos que dar nuestra mejor versión", advirtió.

Bordalás no quiso entrar a analizar la salida este verano de Kang In Lee para acabar en el Mallorca.

"He estado muy poco con el chico. No puedo dar una opinión, estuvo muy poco. Su salida ya estaba planteada desde hacía tiempo y necesitábamos una ficha para incorporar a un compañero. Es un jugador que está ayudando mucho, un jugador joven con mucha calidad y debemos tener en cuenta a todos", aseguró.

El técnico alicantino admitió que no le gusta jugar a las dos de tarde pero explicó que sobre todo no le gusta por los aficionados.

"El horario no es el mejor, obviamente. Ningún equipo está contento pero no depende de nosotros y hay que adaptarse. No es el mejor sobre todo para el aficionado pero confiamos en que la afición tiene ganas de ver al equipo y en que vamos a estar arropados y será un buen día", auguró.

El entrenador admitió que trabajan con el uruguayo Maxi Gómez para que su "afán de participar en el juego" no le haga tener "menos presencia en la zona de finalización" para que pueda tener más remates y dijo que esperan que Gonçalo Guedes no reciba faltas "de manera continuada" para que pueda ayudarles más.