EFELake Buena Vista (Florida, EE.UU.)

El entrenador Brad Stevens tiene asegurada la continuidad con los Celtics de Boston después que este miércoles firmó una nueva extensión de contrato.

El anuncio oficial fue hecho por los Celtics, a través de un comunicado que ofreció el presidente de operaciones de baloncesto, Danny Ainge.

"Brad es uno de los entrenadores más inteligentes y trabajadores del deporte actual", destacó Ainge.

"Más importante aún, su carácter e integridad han contribuido a una cultura que todos valoramos mucho aquí. Brad es un gran compañero de equipo y un líder que la gente quiere seguir. Nos sentimos honrados de tenerlo con nosotros mientras continuamos persiguiendo nuestro próximo campeonato", añadió.

Stevens, de 43 años, ha estado con los Celtics durante siete temporadas desde que Ainge conmocionó al mundo del baloncesto y lo contrató de la Universidad Butler, en julio del 2013, sin que tuviese ninguna experiencia profesional en el mundo de la NBA.

Al ingresar al último partido de la temporada regular, que el equipo de Boston va a disputar este jueves contra los Wizards de Washington, Stevens tiene un récord ganador de 318-245 (.565) durante esas siete temporadas con los Celtics.

Su marca es la cuarta mejor de victorias de todos los tiempos de la franquicia detrás de Red Auerbach, Tommy Heinsohn y Doc Rivers, actual entrenador de Los Ángeles Clippers.

Después de perderse los playoffs en su primera temporada con el equipo, cuando Boston se comenzó a reconstruir después del traspaso masivo que envió al alero Paul Pierce y al ala-pívot Kevin Garnett a los Nets de Brooklyn por selecciones en el sorteo universitario, los Celtics han disputado los playoffs en las últimas seis temporadas, y será el tercer favorito en la Conferencia Este cuando comiencen los de este año, el próximo lunes.

Los viajes de Boston a las finales de conferencia en el 2017 y 2018 fueron la primera vez desde los días de Larry Bird, las temporadas de 1987 y 1988, que el equipo alcanzó la penúltima ronda de los playoffs.

Stevens y los Celtics están posicionados para ser un factor en el Este en los próximos años con el escolta Jaylen Brown y el alero Jayson Tatum, quienes entraron al equipo All-Star por primera vez esta temporada, de nuevos jugadores franquicia.