EFERío de Janeiro

El Comité Olímpico Brasileño (COB) conmemoró este martes el tricampeonato en la Liga Mundial de Surf conquistado hoy por el surfista Gabriel Medina en la final que disputó con el también brasileño Filipe Toledo en la playa estadounidense de Lower Trestles (California).

"Ya podemos soltar el grito Brasil: Gabriel Medina es tricampeón mundial", afirmó el COB en una publicación en sus redes sociales en la que recordó que el brasileño de 27 años ya había conquistado el título del Mundial de Surf masculino en 2014 y 2018.

De acuerdo con el Comité Olímpico, Medina y Toledo, en una "fantástica" final 100 % brasileña, dieron un espectáculo en Trestles y garantizaron la hegemonía brasileña en la WSL Finals (Liga Mundial de Surf), ya que el título del 2000 lo conquistó el también brasileño Italo Ferreira, que hace dos meses se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio.

En las finales de la WSL en California participaron los cinco primeros de la clasificación general de la Liga tras disputarse 7 de las 12 etapas del Mundial previstas para este año. Las otras cinco etapas no fueron disputadas o concluidas por restricciones impuestas por la pandemia.

Tres de los cinco finalistas eran brasileños debido a que Italo Ferreira también llegó a la fase decisiva pero fue eliminado en las semifinales por Toledo.

"Ni un tiburón detiene ese fenómeno", "El título es nuestro" y "Pueden avisar que está todo dominado por la Brazilian Storm", fueron algunos de los mensajes en las redes sociales con los que el COB conmemoró el nuevo título.

La conquista le permitió a Medina convertirse en el sexto surfista con al menos tres títulos mundiales y en el primer brasileño en lograr la hazaña.

Con tres títulos (2014, 2018 y 2021), Medina igualó al australiano Mick Fanning, campeón en 2007, 2009 y 2013, al hawaiano Andy Irons, vencedor en 2002, 2003 y 2004, y al estadounidense Tom Curren, que obtuvo el título en 1986, 1987 y 1990.

El brasileño está a dos títulos de alcanzar al australiano Mark Richards, que ha conquistado el Mundial en cinco oportunidades, pero aún lejos del legendario surfista estadounidense Kelly Slater, que tiene once títulos.

El tricampeonato le permite a Medina volver a brillar tras varios meses envuelto en polémicas por sus divergencias con el Comité Olímpico Brasileño, que vetó el viaje a Tokio de su esposa, la conocida modelo Yazmin Brunet, y por su decepcionante desempeño en Tokio, en donde llegó hasta semifinales pero se quedó sin medalla.

En la semifinal Medina fue derrotado por el japonés Kanoa Igarashi y generó una nueva polémica al discrepar con una decisión de los jueces.

Tras los Juegos Olímpicos Medina renunció a participar en la etapa de Tahití de la Liga Mundial por no haberse vacunado contra la covid-19, lo que le valió nuevas críticas debido a que el COB ofreció la inmunización a todos los deportistas brasileños que fueron a Tokio y Medina la rechazó.