EFEMéxico

El regreso de la subcampeona olímpica de la marcha de 20 kilómetros Guadalupe González, sancionada por dopaje, podría ser el principal cambio del equipo olímpico de México ligado al aplazamiento de los Juegos de Tokio 2020.

"El tema de "Lupita" cambiaría el panorama. Ahora habrá más tiempo para el resultado de su apelación, esperemos que sea bueno", aseguró a EFE Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano.

'Lupita' dio positivo de trembolona y resultó castigada por cuatro años, luego de que la Unidad de Integridad del Atletismo sostuvo que la deportista mintió en su proceso de defensa.

González insiste en que jamás consumió la sustancia que, según dijo, entró a su cuerpo por comer carne contaminada, lo cual trata de demostrar para que su sanción sea reducida, de forma que tendría posibilidades de competir en Tokio en 2021, algo que no iba a suceder si los Juegos se celebraban el próximo verano.

Ganadora de plata en Río 2016 y en los Mundiales de Londres en el 2017, la competidora había alcanzado un nivel que le permitía ganarle a las rivales de China, lo cual la tenía como una esperanza de medalla en Tokio antes del escándalo de su dopaje.

Además de González, de 31 años, tres medallistas olímpicos mexicanos más cambiarán el curso de su carrera deportiva como consecuencia del cambio de fecha de los Olímpicos.

La mejor deportista mujer de México en la historia, la triple medallista olímpica de taekwondo María Espinoza, esperaba retirarse al concluir el presente ciclo olímpico y ahora deberá seguir un año más para intentar ganar el lugar a Tokio.

Espinoza, de 32 años, es también tres veces medallista de los Campeonatos Mundiales, y en estos meses ha trabajado para ganar el lugar a los Olímpicos ante la doble medallista mundial Briseida Acosta, quien la dejó fuera de los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Acosta volvió a vencer este año en la eliminatoria entre ambas para el torneo continental de Costa Rica en el que México obtuvo la plaza olímpica en la división de +67 kilogramos y en los próximos meses deberán enfrentarse otra vez para determinar quién asiste a los Juegos.

El subcampeón olímpico de saltos Germán Sánchez se recuperó de una cirugía de tendón de Aquiles, sin embargo perdió muchos meses de entrenamiento y se salió del ritmo competitivo.

Ahora el competidor tendrá tiempo para recuperarse y llegar a Tokio en buena forma deportiva y buscar su tercera medalla luego de las de plata en la prueba individual de plataforma en Río 2016 y en sincronizados en Londres 2012 junto a Iván García.

La otra gran figura del deporte mexicano que hará cambios será la doble medallista de saltos Paola Espinoza, campeona mundial del 2009, quien a los 33 años iba a asistir en Tokio a sus últimos Juegos, pero deberá alargar su carrera para buscar su tercera medalla bueno de un bronce en Pekín 2008 y una plata en Londres 2012, ambas en las pruebas sincronizadas en plataforma

Espinosa ganó junto a la joven Melany Hernández la presea de bronce en los Campeonatos Mundiales del año pasado en la final de saltos sincronizados desde el trampolín y apuesta a repetir una presea en Tokio.

México aspira a ganar cinco medallas en los Juegos Olímpicos de Tokio en los que tendrá sus mayores posibilidades en saltos, taekwondo, tiro con arco, gimnasia, béisbol, tiro deportivo, fútbol, si el equipo de varones se clasifica, y atletismo, en caso de que 'Lupita' González reciba el permiso de competir y recupere su nivel.