EFERedacción deportes

El español Carlos Sainz (Ferrari) reconoció que uno de los problemas que se ha encontrado en la primera jornada de entrenamientos libres en el Gran Premio de Rusia, en los que fue sexto y séptimo, respectivamente, ha sido la degradación de los neumáticos delanteros.

"En general, ha sido un buen viernes para nosotros, porque desde el principio el balance ha sido decente y el coche va un poquito mejor en este tipo de pistas. Aún tenemos trabajo por hacer en tandas largas, porque parece que tenemos algo de graining en las ruedas delanteras, que sabemos que es una de nuestras limitaciones", indicó en declaraciones que publicó en su web.

El madrileño, que completó 46 giros entre las dos sesiones, deseó "encontrar una solución" para esos problemas con los neumáticos en la jornada de clasificación, pendiente también de la meteorología y la previsión de lluvia.

"Esperamos lluvia y las cosas podrían cambiar rápidamente", precisó Sainz, que tiene la posibilidad de adelantar en la clasificación del Mundial de pilotos a su compañero de equipo, el monegasco Charles Leclerc, ya que este saldrá desde las últimas posiciones de la parrilla por haber cambiado la unidad de potencia.