EFEMadrid

El ugandés Joshua Cheptegei, que el pasado mes de agosto estableció un nuevo récord del mundo de los 5.000 metros y tratará de asaltar el de los 10.000 el próximo mes de octubre en Valencia, demostró que su ambición no tiene límites al confirmar esta semana su participación en los Mundiales de Medio Maratón de Gdynia.

Y es que Cheptegei, que el pasado año ya se coronó primero campeón del mundo de campo a través y posteriormente de los 10.000 metros, lo quiere todo.

Ningún reto parece suficiente para este ugandés, que a sus recién cumplidos 24 años se muestra empeñado en convertirse en el rey absoluto del fondo mundial.

Cheptegei comenzó a aferrar con fuerza la corona el pasado 14 de agosto en el estadio Luis II de Mónaco, cuando estableció un nuevo récord del mundo de los 5.000 metros con un tiempo de 12:35.36 minutos. Son casi dos segundos menos que el legendario récord -12:37.35- del etíope Kenenisa Bekele, que había permanecido inabordable para ningún atleta durante más de 16 años.

Pero, lejos de conformarse, Cheptegei no tardó en subir su apuesta y apenas unas semanas después el ugandés anunció su intención de asaltar el récord del mundo de los 10.000 el próximo 7 de octubre en la ciudad de Valencia.

“El récord del mundial de los 10.000 de Kenenisa -Bekele- es uno de los más duros de los libros, pero mi entrenamiento sigue yendo bien y esto me da una confianza real de que puedo establecer otro récord del mundo”, señaló Cheptegei al anunciar su asalto a la plusmarca del etíope.

No lo tendrá fácil, sin embargo, el ugandés, que tendrá que rebajar en más de medio minuto su mejor marca personal -26:48.36- si quiere mejorar los 26:17.53 que Kenenisa Bekele firmó en el ya lejano 2005 en Bruselas.

Una circunstancia que no impidió a Joshua Chepetegei fijarse ya otro nuevo reto, el de proclamarse campeón del mundo de medio maratón el próximo 17 de octubre, diez días después de la carrera de Valencia, en la ciudad polaca de Gdnya.

Esta prueba supondrá el estreno del ugandés en la distancia de los 21, 097 kilómetros.

Sin embargo, Cheptegei no es ningún novato sobre el asfalto, tal y como confirma su condición de vigente plusmarquista mundial de los 5 y los 15 kilómetros, con un tiempo de 12:51 y 41:05 minutos, respectivamente.

A estos récords el ugandés sumó durante poco más de un mes el de los 10 kilómetros, hasta que el pasado 12 de enero el keniano Rhonex Kipruto rebajó en 14 segundos en Valencia la plusmarca -26:38- que Cheptegei había establecido 42 días antes también en la capital del Turia.

Las credenciales confirman al atleta ugandés como uno de los principales candidatos al oro en el medio maratón. Máxime si, como parece más que probable, el keniano Geoffrey Kamworor, plusmarquista mundial de la distancia y ganador de las tres últimas ediciones, es baja para la cita, tras ser atropellado el pasado de junio por una motocicleta cuando entrenaba.

Pero Joshua Cheptegei no deberá confiarse, ya que el peligro vendrá de su propio equipo con la presencia del jovencísimo Jacob Kiplimo, de tan sólo 19 años, una de las grandes sensaciones de la temporada.

Kiplimo, que ya fue segundo tras Cheptegei el pasado año en los Mundiales de campo a través disputados en la ciudad danesa de Aarhus, ha dado este verano un nuevo paso adelante en su meteórica carrera, como atestigua su condición de líder mundial del año en la prueba de los 3.000 metros.

Toda una advertencia para el insaciable Joshua Cheptegei, que con su presencia en el Mundial de medio maratón de Gdynia confirmó que sólo se conforma con una cosa: todo.

Javier Villanueva