EFEShanghái (China)

Las autoridades de la ciudad china de Cantón (sureste) retiraron al endeudado gigante inmobiliario chino Evergrande la licencia del terreno donde construye un enorme estadio para su equipo de fútbol, según informaciones publicadas en la prensa local del país asiático.

El Estadio Evergrande iba a ser el mayor del mundo construido específicamente para el fútbol, con una capacidad de 100.000 espectadores, superando incluso al Camp Nou de Barcelona, y se estimaba su coste total en unos 12.000 millones de yuanes (1.878 millones de dólares, 1.675 millones de euros).

Las obras comenzaron en abril de 2020 y estaba previsto que finalizaran antes de que terminase 2022, pero el pasado agosto surgieron informaciones en la prensa china de que Evergrande había suspendido temporalmente los trabajos debido a sus problemas financieros.

El Gobierno de Cantón busca ahora volver a subastar el terreno o esperar a que otra empresa compre el equipo de fútbol, en graves apuros económicos, y también adquiera los derechos sobre la citada parcela.