EFEMadrid

Marc Cucurella, futbolista del Getafe cedido por el Barcelona, destacó como su "mejor gol", del que guarda un recuerdo más grato, el que marcó al equipo en el que se formó y como un momento imborrable, la reciente eliminatoria europea ante el Ajax.

"Mi mejor momento fue este año, la eliminatoria que jugamos contra el Ajax. Un momento único que voy a recordar toda la vida y que para la gente del Getafe fue una eliminatoria espectacular", dijo en un encuentro digital con seguidores a través de las redes de sefutbol.

"Mi mejor gol, al que más cariño le tengo, fue el que pude marcar el año pasado al Barça porque se lo pude dedicar a mi mujer y a mi hijo que estaba en camino. Es un gol al que le tengo mucho cariño", añadió.

Cucurella es internacional sub'21 y firma una gran temporada en el Getafe, en el que sueña con acabar la Liga, si se reanuda, en puestos de Liga de Campeones. "Para todos es un reto espectacular", afirmó.

"Estamos entre los mejores de la Liga y lucharemos hasta el final por entrar en 'Champions' y, si no, repetir Liga Europa como este año. Somos un equipo ambicioso, lo demostramos todos los partidos, que vamos a por la victoria. Daremos lo mejor de nosotros para conseguir estar entre los mejores", resaltó.

Cucurella reconoció que salir de la cantera del Barcelona, con una filosofía de juego, y pasar al Eibar primero y posteriormente Getafe no fue sencillo. "Adaptarte a un estilo diferente es difícil. Llevaba muchos años en La Masía jugando de una manera determinada y es verdad que recuerdo que las primeras semanas fueron un poco duras", relató.

"Con la ayuda de compañeros te vas haciendo a las ideas del entrenador. El cambio de Eibar a Getafe no me costó porque los estilos son similares y encima me adapté muy rápido. Está siendo un gran año para todos", agregó.

Preguntado por su pelo, aseguró que "va a seguir quedándose" porque "va mucho" con su "personalidad", y dijo que "de momento" no se lo piensa cortar. Durante la cuarentena por el coronavirus se entrena en su casa siguiendo un plan de trabajo diseñado por el Getafe "para no perder la forma" y lo hace "en una sala con bici, trx y combas".

Y en un tiempo en el que se para y se reflexiona, Marc echó la vista atrás para valorar lo que ha ido consiguiendo. "Es un sueño hecho realidad, desde que debuté hace dos años he intentado mejorar día a día hasta llegar al Getafe, que me ha dado la oportunidad de jugar la Europa 'League'. Un premio al trabajo bien hecho", subrayó.

Con el broche de la llamada de la selección sub'21. "Es un orgullo. Desde el primer momento sentí mucha felicidad, me reencontraba con compañeros con los que estuve en otras categorías. Es un orgullo poder defender a tu país y jugar partidos de ese nivel. Para todo futbolista es especial", aseguró.