EFERedacción deportes

Un penalti transformado por el español Dani Ramírez a un minuto del final evitó la derrota en el campo del Zaglebie Lubin del Lech Poznan (3-3), en la vigésima octava jornada de la Liga de Polonia que lidera el Legia Varsovia.

El Lech sigue sin ganar tras la vuelta a la competición después del parón por la crisis del coronavirus, aunque tiene asegurada una de las ocho primeras plazas, que definen el título y los puestos europeos.

El Zaglebie, que puja por instalarse en la parte alta, llegó a tener una ventaja de 3-1 con dos penaltis transformados por Filip Starzynski en los minutos 9 y 40, y el gol de Sasa Zivec en el 26.

El Lech había acortado distancias en el 21 gracias a Chris Gykjaer, aunque fue una reacción en el tramo final lo que le dio un punto. Jakub Kaminski puso el 3-2 y Ramírez, en el 89, consiguió la igualada.