EFERedacción deportes

El argentino David Abraham se despidió del Eintracht Fráncfort y del fútbol alemán, con una victoria ante el Schalke y el reconocimiento de sus compañeros, para volver a Argentina a completar su carrera y reunirse con su familia.

El defensa de Chabás, de 34 años, puso fin en una jornada emotiva a catorce años de periplo por el fútbol europeo. Tras defender al Intependiente durante tres cursos emigró a España para jugar en el Nastic un año, estuvo cuatro en Suiza, regresó al fútbol español para defender al Getafe y completó su andadura en Alemania. Dos ejercicios en el Hoffenheim y seis en el Eintracht, donde dijo adiós.

David Abraham se emocionó en su adiós. Al final del choque contra el Schalke, al que capitaneó por última vez, fue manteado por sus compañeros que agradecieron su trabajo dentro y fuera de los terrenos de juego.

Poco antes, el zaguero intercambió su camiseta con el árbitro, Manuel Grafe, en un acto sin precedentes y envolvió su cuerpo en una bandera de Argentina, con la que echó la última mirada al estadio Deutsche Bank Park.

David Abraham deja Alemania, abandona Europa para jugar en el Huracán de Chabás, su ciudad de origen, en Santa Fe y disfrutar de su familia.

El defensa es el cuarto jugador argentino con más partidos en la Bundesliga entre el Hoffenheim y el Eintracht. Se marcha con 185 partidos a sus espaldas, solo por detrás de Rodolfo Cardoso, que jugó 220 entre el Homburgo, el Friburgo, el Werder Bremen y el Hamburgo, Diego Klimowicz, que disputó 213 entre el Wolfsburgo, el Borussia Dortmund y el Bochum, y Javier Pinola, que alcanzó los 203, todos en el Nuremberg donde estuvo diez años.