EFEBelo Horizonte

La selección de Ecuador se entrenó este miércoles en el complejo SESC Venda Nova, a las afueras de Belo Horizonte, durante algo más de hora y media en la que el cuerpo técnico de la 'Tricolor' insistió en la presión sobre el rival, pensando en Uruguay al que se enfrentarán el domingo.

Con un inicio distendido con rondos, sonrisas y bromas, pronto los jugadores dirigidos por el colombiano Hernán Darío 'Bolillo' Gómez pasaron a una sesión de carrera, bajo la presión del segundo técnico, el colombiano Édgar 'el Panzer' Carvajal, que no dejó de insistirles para que aumentaran la intensidad.

Por otra parte, el volante Jefferson Orejuela, que tiene un edema muscular en el muslo izquierdo que sufrió en el último amistoso ante México, comenzó haciendo una ligera caminata, para pasar después a ejercicios de movilización e incluso acabar tocando balón con un preparador del combinado ecuatoriano.

Tras la parte física, la 'Tricolor' pasó a una parte táctica en media cancha, con dos grupos de futbolistas mezclados entre los teóricos titulares y suplentes, en un ejercicio centrado en trabajar la presión sobre la salida del balón del contrario.

Ecuador podría debutar en la Copa América con una línea defensiva similar a la propuesta ante el conjunto azteca, con Máximo Banguera en la puerta y Arturo Mina, Robert Arboleda, José Quintero y Beder Caicedo en la defensa.

A partir del centro del campo comienzan las incógnitas, ya que podrían formar Carlos Gruezo y Sebastián Méndez; y se especula con que el 'Bolillo' baraja disponer una línea de tres volantes (Ayrton Preciado, Enner Valencia y Ángel Mena) por detrás de Enner Valencia como único delantero.

La selección ecuatoriana seguirá trabajando mañana en las instalaciones del Cruzeiro, el campo de entrenamiento denominado 'Toca da Raposa', ya bajo la supervisión de la Conmebol y a tres días de su debut en la Copa América.