EFESao Paulo

El Atlético Mineiro, comandado por el argentino Jorge Sampaoli y actual líder de la Liga brasileña, recibirá este sábado al Gremio por la duodécima jornada del Campeonato Brasileño, en un encuentro en el que está obligado a ganar para evitar que el Internacional lo supere.

El Mineiro es el único club que mantiene un aprovechamiento del 100 % en casa este año y se consagró vencedor en los últimos cuatro partidos disputados en el estadio del Mineirao.

Los comandados por Sampaoli buscarán mantener su condición de invicto en casa y, frente al Gremio, perseguirán además la marca de anotar 2.000 goles contra un mismo rival en partidos del torneo.

Sin embargo, el conjunto tendrá una difícil tarea ya que el conjunto de Porto Alegre llega motivado por la victoria 0-1 cosechada esta semana en el derbi frente al Internacional por la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Igualmente lo tendrá difícil el Internacional, del también técnico argentino Eduardo Coudet y segundo en la clasificación, con solo un punto menos que el Mineiro, que se medirá este sábado al Sao Paulo, que ocupa la tercera casilla.

Tras la derrota en la Libertadores, el Inter llega presionado en la liga doméstica. Una victoria y un revés del Mineiro pueden garantizarle el puesto más alto de la tabla, pero, en caso de derrota, el Sao Paulo lo desplazará de la segunda colocación.

Para el encuentro, Coudet previsiblemente podrá contar con el regreso del lateral izquierdo Moisés y del centrocampista Edenilson, que se recuperan de lesiones.

Asimismo, el entrenador argentino volverá a tener a su disposición a su compatriota Víctor Cuesta y al volante Bruno Praxedes, liberados para volver al terreno de juego tras cumplir la suspensión impuesta la semana pasada.

Las cosas también se han complicado para el Flamengo, que deberá enfrentarse al Palmeiras el domingo con su elenco diezmado, ya que tiene 16 casos confirmados de coronavirus entre los jugadores, entre ellos piezas claves como Bruno Henrique y Filipe Luís.

Además de los futbolistas, el propio técnico del actual campeón brasileño y de la Libertadores, el español Domènec Torrent, dio positivo para la COVID-19 tras el viaje del equipo a Ecuador de más de una semana para disputar dos partidos por el torneo continental.

El Flamengo llegó a pedir la suspensión del partido, pero la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) decidió mantener el encuentro después de una sesión virtual celebrada la víspera.

La entidad estableció que los clubes deberán presentarse para los partidos siempre y cuando cuenten con al menos 13 jugadores con diagnóstico negativo para la COVID-19, entre lo cuales debe figurar al menos un portero.

Entre los pocos nombres que, hasta ahora, se encuentran aptos a jugar este domingo están el atacante Gabriel Barbosa "Gabigol" y el centrocampista uruguayo Giorgian De Arrascaeta.

La duodécima jornada del Campeonato Brasileño también tendrá el encuentro el domingo entre el Vasco da Gama y Bragantino y entre el Fluminense y el Coritiba el lunes próximo.

El Santos recibirá al Fortaleza el domingo, mientras que el Bahía viajará a Curitiba para medirse al Athletico Paranaense.

En la parte baja de la tabla, el Botafogo intentará conquistar a domicilio los tres tantos frente al Atlético Goianiense, con lo que espera abandonar la zona de descenso.

Ya el colista Goias, que acumula tan solo 9 puntos, buscará la victoria en una cita con el Ceará.

- Partidos de la duodécima jornada:

. Sábado 26 de septiembre: Internacional-Sao Paulo, Athletico Paranaense-Bahía y Atlético Mineiro-Gremio.

. Domingo 27 de septiembre: Vasco da Gama-Bragantino, Palmeiras-Flamengo, Ceará-Goiás, Atlético Goianiense-Botafogo y Santos-Fortaleza.

. Lunes 28 de septiembre: Fluminense-Coritiba

. Disputados anticipadamente: Sport 1-0 Corinthians.