EFEBarcelona

Anda el barcelonismo convulso, pendiente de si la pelota entra o no entra para levantar más o menos la voz; mirando de reojo hacia el palco, pendiente de las declaraciones de los futbolistas y expectante de cómo acaba una temporada que no pinta bien.

Al término de cada partido, nuevos jugadores escenifican el problema latente, anoche tras el 1-0 ante la Real Sociedad, fue Jordi Alba.

Pero el problema no es nuevo. Un mandato basado en el lema "Triplet i trident (Triplete y tridente)" con el que Josep Maria Bartomeu ganó las elecciones en 2015 nunca podía acabar bien.

El Barça ya no tiene a su tridente (Neymar se fue, Suárez está lesionado de larga duración y solo queda Messi) y tampoco ganará el triplete.

De momento las pañoladas que se han sucedido en los dos últimos partidos jugados en casa (Eibar y Real Sociedad) han sido tibias, promovidas desde twitter y con poco seguimiento desde la grada, aunque ante los donostiarras, más que pañuelos, se sintieron los primeros gritos de "Bartomeu dimisión" y alguna que otra pancarta.

Que Leo Messi diga que este Barça no da para ganar títulos es un secreto a voces y un problema para la directiva, que ha visto como en los últimos años, el equipo ha sustentado al club con los títulos conquistados y ha conformado a los aficionados resultadistas sin profundizar en los problemas estructurales.

No hay partido que pase ni semana que transcurra sin un nuevo incendio de mayores o menores proporciones en el entorno culé, estos son de anoche mismo:

- Jordi Alba se tapa los oídos:

Tras marcar un tanto que después fue anulado se lleva las manos a los oídos. En la zona mixta lo explica: "¿La celebración? A nadie le gusta que el público vaya en contra nuestra. Respeto al público, pero también me tienen que respetar a mí.

- Gerard Piqué hablando sobre Eder Sarabia

"Cuando el club está en debilidad surgen estas cosas. Decían que los jugadores no hacían el círculo antes del partido. No era por un mal rollo; simplemente porque el calentamiento era distinto. Es algo normal que el segundo entrenador esté con adrenalina en el Bernabéu"

Aunque en las semanas anteriores, siempre ha habido motivos para que el Barça estuviera en el 'prime time' informativo:

- Eder Sarabia en el banquillo del Bernabéu:

Las cámaras de televisión captan sus reacciones y después se subtitulan, demostrando su frustración por el juego del equipo y mostrando emoción o enfado con las acciones de los futbolistas.

- La directiva se reúne y discute un adelanto electoral tras el caso i3Ventures:

Por primera vez Bartomeu se siente presionado por parte de su directiva, le solicitan una auditoría para aclarar el caso de una supuesta campaña encargada para desprestigiar a jugadores, exjugadores y adversarios electorales.

- Auditoría externa para evaluar el caso i3Ventures y Jaume Masferrer, director de la oficina del presidente señalado:

Estas son algunas de las decisiones adoptadas. La auditoría aún no ha finalizado.

Francisco Ávila.