EFEVitoria

El Bitci Baskonia visitará este miércoles al equipo revelación de la Liga Endesa, el Río Breogán, con el objetivo de clasificarse para la Copa del Rey, un logro que podría ser un premio para el conjunto gallego, sumido en un maremoto deportivo tras la salida de su técnico Paco Olmos.

El duelo, correspondiente a la decimoséptima jornada, no se pudo disputar en su día debido al brote de coronavirus que sufrió el equipo vitoriano, que ahora contará con toda la plantilla disponible a excepción de Vanja Marinkovic, positivo en COVID-19, y Sander Raieste, lesionado, además de Lamar Peters, dado de baja para este encuentro.

Los lucenses, que han visto recientemente cómo su entrenador Paco Olmos fichaba por el Burgos en mitad de la temporada, afrontan este encuentro con la interinidad del ayudante Javier Muñoz, a la espera de sustituir al técnico valenciano.

Será el segundo encuentro del año para los locales, que cerraron 2021 con tres victorias consecutivas ante Andorra, Valencia y Fuenlabrada, pero no pudieron superar al Joventut.

Liderados por el joven serbio Dzanan Musa, que promedia 20,7 créditos de valoración, el Breogán depende en exceso de lo que haga este diamante en bruto que actualmente es el jugador más valorado del campeonato gracias a sus 19 puntos por choque, además de ser el que más faltas recibe.

Por el contrario, su constante participación en el juego le coloca como el jugador que más balones pierde.

Le acompañan el base canadiense Trae Bell-Haynes y Raid Mahalbasic, que superan la decena de créditos de valoración.

Los gallegos superan los 82 puntos por envite, lo que obligará al Baskonia a emplearse a fondo en defensa para intentar asaltar una pista complicada en la que solo han ganado Real Madrid y Joventut.

A pesar de todo, al Baskonia, que espera llevarse un botín importante y firmar su pase a la Copa del Rey de Granada, se le da bien visitar a los lucenses pues la última vez que perdió fue en la temporada 2002-03 por 70-69. Desde entonces, suma ocho victorias seguidas.