EFERedacción deportes

El campeonato internacional de motonáutica 'E1 World Electric Powerboat Series', que anunciará este viernes la Unión Internacional de Motonáutica para 2022, tiene sello español: el del fundador de la Fórmula E de monoplazas eléctricos, Alejandro Agag, junto al exdirector de McLaren, Rodi Basso.

Esta iniciativa pretende poner en marcha el primer campeonato eléctrico del deporte náutico, ya que las motonáuticas que se emplearán serán puramente eléctricas, a imagen de la Fórmula E o del campeonato de rallys eléctricos 'Extreme E' que pretende iniciar su andadura en 2021, también promovido por el empresario español.

El campeonato transcurrirá por algunas de las sedes que ya han sido anunciadas para los rallys eléctricos de 'Extreme E' -que entre otros lugares tiene previsto competir en el Lago Rosa de Dakar, en Groenlandia o en las cercanías del río Amazonas en Santarem (Brasil), así como en otras ciudades costeras.

El objetivo de esta competición es difundir el uso de la propulsión eléctrica en el mundo náutico y ejercer una labor de concienciación sobre la defensa de la limpieza de los océanos.

"El uso de la energía eléctrica en la marina es todavía en un estado embrionario, el objetivo es que la E1 Series acelere la adopción de barcos eléctricos demostrando lo excitantes que pueden ser, y promover soluciones eléctricas para el transporte marino", aseguró Agag, en declaraciones ofrecidas por la organización.

El exdirector deportivo de McLaren, Rodi Basso, consideró que este campeonato no solo ayudará a esa concienciación, sino que aportará "avances tecnológicos" desde la experiencia del deporte de motor.

"Vamos a producir un espectáculo deportivo apasionante que gustará a millones de aficionados en todo el mundo", afirmó sobre esta competición que cuenta con el apoyo de la Unión Internacional de Motonátuica (UIM) y espera arrancar en 2022.