EFEMadrid

El 'Cholo' Simeone sigue invicto ante el 'Ingeniero' Pellegrini, en su reencuentro siete años después. El técnico argentino se impuso por 2-0 con su Atlético de Madrid al Real Betis del chileno, cuya escuadra dominó la primera mitad pero se vio superada por el ímpetu de los rojiblancos en la segunda.

La efectividad de los de Diego Pablo Simeone, que se adelantaron con un gol de Marcos Llorente nada más iniciada la segunda mitad y redondearon con otro tanto del uruguayo Luis Suárez en el tiempo añadido, se impuso a una buena primera parte del conjunto dirigido por Manuel Pellegrini, que protagonizó un inicio dominador en la posesión y las ocasiones, pero sigue sin ganar a su rival argentino.

Siete años después, desde un 3 de marzo de 2013 cuando el chileno dirigía al Málaga y el argentino estaba en su segunda temporada al frente del Atlético (0-0), Simeone y Pellegrini se volvieron a encontrar. Y el balance sigue siendo favorable al argentino: con la de hoy, tres victorias y dos empates ante su rival chileno.

Dos rivales que intercambiaron elogios antes del duelo. "Hay muchas maneras de jugar, pero Diego tiene claro lo que quiere hacer con los equipos", dijo Pellegrini. "Manuel le ha dado al Betis la jerarquía y la profesionalidad que ha demostrado el entrenador en todos los lugares en los que ha estado", respondió Simeone.

Para Pellegrini, el Atlético es un hueso mucho más duro desde que lo dirige Simeone. Sin él, el 'Ingeniero' ha ganado al Atlético hasta en ocho ocasiones -cinco con el Villarreal, dos con el Real Madrid y una con el Málaga-, pero nunca lo ha hecho con el 'Cholo' al frente.

Hubo saludo afectuoso entre ambos, un abrazo, antes de arrancar una contienda entre dos equipos necesitados de la victoria: el Atlético por su topetazo ante el campeón de Europa, el Bayern Múnich (4-0), el Betis por haber perdido dos de sus últimos tres duelos, ambos por resultado de 3-0, ante la Real y el Getafe.

El 'Cholo' Simeone decidió dar descanso a una de sus perlas en ciernes, el portugués Joao Félix, y apostó por Marcos Llorente como acompañante del uruguayo Luis Suárez en punta, con el argentino Ángel Correa, al que definió como "el más delantero de los que tenemos" para acompañar al uruguayo en ausencia de Diego Costa, de nuevo en esa posición que le gusta menos: la de interior derecho.

Por su parte, el 'Ingeniero' Pellegrini buscó vértigo, con Christian Tello y el francés Nabil Fekir en los costados, el paraguayo Tonny Sanabria en punta y Sergio Canales como el socio de todos, por detrás del delantero.

Le salió, porque entre Fekir y el lateral Martín Montoya convirtieron la banda derecha del ataque verdiblanco en una fuente de peligro constante: de ahí salieron un centro para el cabezazo del portugués William Carvalho y un disparo de Fekir. Ambos solventados por el seguro rojiblanco, el portero esloveno Jan Oblak.

No sólo la banda derecha, sino el centro del campo verdiblanco, con un expeditivo Carvalho, dominaba el juego. Simeone se desgañitaba, pero no conseguía que los suyos ganaran presencia, e incluso el uruguayo Lucas Torreira protagonizaba un intento de regate en su propia área -algo prohibido en el libreto del 'Cholo' y en el de cualquiera- que acababa en robo y centro de Carvalho.

El portugués sería protagonista también en lo negativo, con un cabezazo atrás que se convirtió en un pase al espacio para Suárez, que se plantó solo ante Bravo pero remató demasiado cruzado fuera.

No obstante, ni su 65% de posesión ni sus nueve ocasiones le dieron al Betis de Pellegrini una ventaja antes del descanso, momento en el que Simeone no dudó en cambiar los dos jugadores que peor habían estado: el uruguayo Torreira y el francés Thomas Lemar, por el belga Yannick Carrasco y el mexicano Héctor Herrera.

El cambio de actitud fue inmediato, más rápido de lo que esperaría incluso Simeone, ya que en apenas un minuto desde el saque de centro uno de los recién incorporados, Carrasco, sacó de banda para Mario Hermoso, quien sirvió un balón a la carrera de Llorente. El madrileño, puro vértigo, al estilo de su revelación como delantero desde el curso pasado, decidió tirar en lugar de centrar y se anotó un golazo que desequilibró el duelo.

El vértigo que había encomendado el 'Ingeniero' a los suyos lo representaban ahora los del 'Cholo', con un disparo lejano de Hermoso, un tiro al palo de Herrera y un disparo de Carrasco repelido por Bravo, todo en menos de dos minutos. Y Simeone puso más carne en el asador con Joao Félix.

Respondió Pellegrini con más pólvora -Loren por William y Joaquín por Tello- pero las ocasiones siguieron siendo locales: una falta directa de Luis Suárez tras una falta de Martín Montoya que le costó la expulsión, un mano a mano de Carrasco que salvó Claudio Bravo... Hasta que un contragolpe permitió a Luis Suárez marcar y desquitarse de fallos anteriores. El 'Cholo' volvió a imponerse al 'Ingeniero'.

Miguel Ángel Moreno