EFEMonterrey (México)

El delantero colombiano Luis Quiñones, de los Tigres UANL del fútbol mexicano, reconoció este viernes que si bien ha sido duro no jugar fútbol por la COVID-19, está más preocupado por la salud de la humanidad ante la pandemia.

"Da tristeza no poder entrenarnos ni jugar, es la vida de nosotros, pero más que por el fútbol estoy preocupado por la salud del mundo y por las personas que perdieron familiares", señaló a los medios el atacante de 28 años.

En su casa en Monterrey, al norte de México, Quiñones atendió de manera virtual a los medios y aunque insistió en que lo más duro ha sido la secuela que ha dejado el coronavirus, aceptó la frustración porque el fútbol fue detenido.

"Para todos fue un balde de agua fría, estuvimos varias fechas fuera de la zona de liguilla, pero en la última jornada jugada nos pusimos en el sexto lugar", aseveró.

Quiñones es titular en el esquema del entrenador de los "felinos", el brasileño Ricardo Ferretti, y aunque lleva un solo gol en 556 minutos en la cancha ha sido clave en la generación de jugadas de ataque.

Al referirse al momento en el que se detuvo el campeonato, el pasado 15 de marzo, el jugador explicó que coincidió con el regreso del equipo a su mejor forma, con varios jugadores con el nivel recuperado.

"Volvieron goles de Edu (el chileno Eduardo Vargas), Enner (El ecuatoriano Enner Valencia) y André (el francés André Pierre Gignac). Yo estaba en el máximo nivel y el equipo venía en un envión alto", aseveró.

El sudamericano se ha mantenido en su casa con entrenamientos dirigidos a mantener la preparación física y, salvó la asistencia a los entrenamientos, ha variado poco su rutina, porque, según dijo, no suele salir mucho de su domicilio.

"No salgo mucho de casa a tiendas, lo que extraña uno es ir a entrenarse, es más me ha pesado, no poder hacer mi trabajo", reiteró.

Según Quiñones, si bien es triste lo sucedido con la COVID, la crisis puede provocar un cambio en la manera de actuar de la humanidad, que quizás sea menos egoísta.

"Que esto sirva para que la gente sea mas unida, haya menos envidia y pensamientos malos", concluyó.