EFEMadrid

El Comité Técnico de Árbitros (CTA) mantiene un trabajo a diario con los colegiados para "garantizar un estado óptimo" de éstos y preparar "de forma adecuada la vuelta a la competición, después de un periodo preparatorio".

El responsable del área de rendimiento físico del CTA, Javier Sánchez, explicó en declaraciones difundidas por la Federación Española de Fútbol (RFEF) que los árbitros reciben semanalmente "un micro ciclo con tareas de entrenamiento, ajustadas al máximo posible a las demandas de las competiciones, para minimizar las pérdidas ocasionada por el periodo de confinamiento".

Después, y tras adaptar el trabajo "de la manera más individualizada posible", le remiten la información recogida en su GPS sobre el tipo de entrenamiento que han realizado en cada uno de los micro ciclos, con datos diarios sobre horas de sueño, calidad, percepción del cansancio, frecuencia cardíaca, peso, sensación de salud y percepción de estado anímico.

"El objetivo es garantizar un estado optimo de nuestros árbitros y asistentes para prevenir al máximo el riesgo de lesión y una adecuada vuelta a la competición después de un periodo preparatorio en caso de que se llevara a cabo", indicó Javier Sánchez.