EFEA Coruña

El Victoria, un clásico del fútbol base coruñés, el club del que salió, por ejemplo, el exfutbolista del Real Madrid y la selección española Amancio Amaro, se cita con el Villarreal este martes en un partido histórico para la entidad blanquinegra, que nunca antes se vio en una igual.

El escenario será de Primera División, el Estadio Abanca-Riazor, de titularidad municipal y que explota en régimen de concesión el Deportivo, que ha tenido a bien, con un acuerdo con el Ayuntamiento, cedérselo al Victoria para este encuentro.

Además de la Copa del Rey, el encuentro pondrá en juego el Memorial Moncho Rivera, un torneo que impulsaron el Victoria y la empresa Hijos de Rivera (Estrella Galicia) y que tiene carácter benéfico, con la entrega a la Cocina Económica de A Coruña de la misma cantidad que se recaude en el partido (además de una fila cero).

Las cebras, el equipo del que salieron Amancio Amaro, Jaime Blanco, Moncho Parada, Pepino Sánchez y otros jugadores que actualmente se encuentran en el fútbol profesional como Lucas Pérez, Juan Carlos Real, Róber Pier o Raúl García Carnero, se toman este partido de celebración, conscientes de que la diferencia con el Villarreal es enorme.

Ellos están en Preferente; su rival, en 'Champions'. En el equipo coruñés, fundado en 1943, los veteranos tienen 28 años y todos son estudiantes salvo seis que compaginan sus trabajos con el fútbol. Un par de ellos, además, destacan en la red social TikTok.

El gran ausente en la plantilla que entrena Guillermo Pigueiras es Andrés Pérez, su capitán, que se ha perdido la Copa por una lesión de hombro.

Para medirse al Villarreal, el Victoria eliminó en la previa al Hernani vasco (1-0), en un partido épico en el campo de A Grela, donde cerca de un millar de espectadores fueron testigos de la resistencia coruñesa: el portero, Jano, detuvo un penalti y hasta el último segundo los visitantes tuvieron la opción de empatar. E