EFEMadrid

El estadounidense Tommy Ford, de 30 años, logró su primera victoria en la Copa del Mundo de esquí alpino al ganar este domingo el gigante disputado en la estación estadounidense de Vail/Beaver Creek; mientras que su compatriota Mikaela Shiffrin, décima en el 'súper' de Lake Louise (Canadá) -que ganó la alemana Viktoria Rebensburg- y que con 24 lo ha ganado absolutamente todo, avanza firme hacia su cuarto triunfo seguido en la competición de la regularidad.

Ford, cuyo mejor resultado hasta la fecha era el cuarto que firmó a finales de octubre en el gigante de Sölden (Austria) que abrió la competición, ratificó el primer puesto que ocupaba después de la primera manga y ganó por delante de los noruegos Henrik Kristoffersen y Leif Kristian Nestvold-Haugen, que intercambiaron después de la bajada decisiva las plazas que ocupaban tras el primer acto de la prueba disputada en la estación mundialista de 2015 .

El estadounidense no festejó su primera victoria por casualidad. Se impuso con enorme claridad, con un tiempo de dos minutos, 31 segundos y 25 centésimas, ochenta menos que Kristoffersen -actual campeón del mundo de la disciplina- y con un segundo y 23 centésimas sobre Nestvold Haugen, sus acompañantes en el podio. El esloveno Zan Kranjec -tercero en el gigante de Sölden- fue cuarto este domingo, a un segundo y 75 centésimas de Ford y con tres centésimas de ventaja respecto al francés Victor Muffat-Jeandet, quinto en una prueba en la que el estadounidense Ted Ligety -uno de los ilustres del circuito-, cuyas cinco victorias en esta prueba no iguala nadie, fue undécimo, a 2.64.

El francés Mathie Faivre fue sexto, a dos segundos y seis centésimas de Ford, que lidera la Copa del Mundo de gigante con 150 puntos, treinta más que el anterior y con 36 de ventaja sobre otro galo, Alexis Pinturault, ganador de la prueba inaugural de Sölden y que este domingo se metió un buen batacazo al concluir decimoséptimo, a más de tres segundos y medio del vencedor.

El austriaco Matthias Mayer -oro olímpico de descenso, en los Juegos de Sochi'14 (Rusia); y de supergigante, cuatro años después, en los de PyeongChang (Corea del Sur)- que finalizó decimonoveno (a 3.88), sigue liderando la general de la Copa del Mundo, ahora con 233 puntos, 21 más que su compatriota Vincent Kriechmayr.

Kristoffersen, junto a Pinturault principal candidato, sobre el papel, a suceder en el historial al austriaco Marcel Hirscher -retirado tras ampliar a ocho su propio récord de victorias finales (seguidas) en el certamen- ya es cuarto en la general, con 193 unidades, once menos que otro velocista, el italiano Dominik Paris.

Pinturault, octavo (con 164) en la relación principal, apuntará, al igual que Kristoffersen, a lo alto de la clasificación el próximo fin de semana, cuando la estación francesa de Val d'Isere albergue dos pruebas técnicas: un gigante, el sábado; y un eslalon, el domingo.

Poco antes de que Ford festejase su primer triunfo en Beaver Creek, la alemana Viktoria Rebensburg -campeona olímpica de gigante en los Juegos de Vancouver 2010 (Canadá)-, asimismo de 30 años, ganó el supergigante disputado en la estación canadiense de Lake Louise, con lo que ascendió al segundo puesto de la general, comandada claramente por la estadounidense Mikaela Shiffrin, que concluyó décima.

Rebensburg, cuyos esquís (Stöckli) prepara de forma magistral el italiano Andrea Vianello -el marido de la española Carolina Ruiz, retirada hace cuatro años- logró su decimoctava victoria en la Copa del Mundo, la primera de la temporada y la cuarta en un ´súper', al cubrir los 1.860 metros de la pista de la Alberta canadiense -con salida a 2.198 metros de altitud y 518 de desnivel- en un minuto y 20 segundos justos, con una ventaja de 35 centésimas sobre la italiana Nadia Delago, que sorprendió al lograr, con un dorsal relativamente alto (el 31) su primer podio en esta competición, al acabar segunda.

La suiza Corinne Suter concluyó tercera, a 42 centésimas de la bávara, gran especialista en gigante, disciplina en la que ganó tres Globos de Cristal y en la que consiguió sus otras catorce victorias en la competición. Rebensburg se convirtió en la primera líder de la Copa del Mundo de supergigante y ascendió al segundo puesto en el general, en la que suma 235 puntos, 237 menos que Shiffrin, que ya lidera con más del doble de unidades que su inmediata perseguidora. Suter y su compatriota Michelle Gisin, comparten la tercera plaza, ambas con 185

La súper-campeona de Vail (Colorado) -oro de la disciplina en los pasados Mundiales de Are (Suecia), en febrero- se quedó a un segundo y 18 centésimas del crono de Rebensburg, en una prueba que las austriacas Stephanie Venier -a la que Delago 'sacó' del podio-, Mirjam Puchner y Tamara Tippler acabaron en los puestos del cuarto al sexto, respectivamente.

La Copa del Mundo femenina también se reanudará el próximo fin de semana en la estación suiza de St.Moritz, sede de dos Mundiales en lo que va de siglo -los de 2003 y 2017-, que el sábado albergará otro 'súper y el domingo un eslalon paralelo.

Adrian R. Huber