EFEBilbao

El presidente de la Federación Vasca de Fútbol (FVF), Luis María Elustondo, lamentó que el amistoso entre Euskadi y Argentina anunciado para el 13 de octubre y cancelado hace unas semanas no se jugará por una "pataleta" del intermediario argentino Guillermo Tofoni.

Elustondo compareció este lunes en Bilbao junto a la vicepresidente primera de la FVF, Nerea Zalabarria, y el tesorero, Xabier Irusta, para explicar los motivos de la suspensión del encuentro a pesar de la existencia de un contrato firmado el pasado 26 de agosto entre la federación y director general de World Eleven.

Los directivos mostraron en la rueda de prensa a través de una pantalla ese contrato en el que aparece la firma de Tofoni.

Dos días más tarde, el 28 de agosto, la FVF anunció públicamente el amistoso. "Quizás nos pudimos precipitar en comunicar", admitió Elustondo, al explicar el enfado del empresario argentino.

"Además, después salieron dos cosas que fueron muy mal aceptadas por Tofoni. Primero, que aparecieran cantidades y, además, sospechas de que él tuviera algún problema de corrupción. Alguien filtró una información que nos ha perjudicado. Si hubiéramos esperado a comunicarlo de acuerdo con ellos (la AFA) igual hubiéramos evitado uno de los problemas", admitió.

Elustondo explicó además que los primeros contactos para este partido fueron "en marzo" y después que se les plantearan una "cifras iniciales prohibitivas" las posturas se fueron acercando, siempre a través de Tofoni, después de introducir "unas veinte modificaciones" en las condicionales iniciales.

La FVF encontró en ese tiempo el apoyo del Gobierno Vasco y del Athletic Club hasta cerrar ese acuerdo que recogía detalles como la convocatoria de la Albiceleste, que debía ser la misma que jugará el 9 de octubre en Alemania, sin el sancionado Leo Messi.

"Hasta entonces Tofoni fue amable y atento. Incluso hablamos de un partido de vuelta en Argentina, de ir nosotros al palco a Alemania o de que Messi pudiera venir al palco de San Mamés", desveló.

"Estoy convencido de que (Tofoni) pensaba que Argentina iba a jugar aquí hasta que le pegó la pataleta y pasó lo que pasó. Creo que va a Elche (donde se jugará el Argentina-Ecuador) en condiciones peores que este partido, pero esa soberbia o ese cabreo que pudo coger no la he hecho doblegar en su decisión", incidió el dirigente.

Elustondo, que asumió como presidente su responsabilidad en esta suspensión, agregó que es partidario de "analizar" las opciones de plantear una demanda legal por incumplimiento y que "va a escuchar" a los servicios jurídicos para "que analicen los contratos y ver si tenemos alguna posibilidad".

El presidente, sin embargo, no tiene "mucha esperanza" porque considera que la FVF tiene "poca fuerza en estos acuerdos internacionales" al no ser miembro de la FIFA. "Nos tratan como una selección regional e incumplir con nosotros es más barato que con otros", se quejó.

Por último, Elustondo avanzó que la Vasca está trabajando para tratar de encontrar "una selección con cierto gancho" de cara a la ventana FIFA de noviembre.