EFEMadrid

Alexia Putellas, centrocampista del Barcelona, tuvo un bello gesto con su compañera Melanie Serrano, quien anunció su retirada al acabar la presente temporada, a la que entregó la Copa de la Reina para que la levantara al cielo de Alcorcón pese a no haber podido intervenir por lesión en la fase final del torneo del k.o.

La considerada mejor jugadora del mundo, una de las capitanas del conjunto azulgrana, recogió el trofeo en el palco en el que se encontraba también el máximo mandatario del club, Joan Laporta, y lo bajó al césped del estadio Santo Domingo de Alcorcón.

Allí le esperaban sus compañeras y Alexia Putellas quiso que fuera Melanie Serrano la que alzara el trofeo en su despedida como futbolista pese a que no había podido jugar por un problema de rodilla.

Melanie Serrano, nacida en Sevilla hace 32 años, que jugó su último partido como barcelonista ante el Atlético de Madrid en la última jornada de la Primera Iberdrola, anunció su retirada a mediados de mes, pudo así despedirse levantando un trofeo.

Jugadora con más partidos en la historia del club, en el que ha estado dieciocho campañas y con el que ha logrado otros tantos títulos. EFE

jap/ea