EFEParís

El Girondins de Burdeos anunció este jueves que ha tenido que ponerse bajo la protección del Tribunal de Comercio de Burdeos después de que su propietario, el fondo estadounidense King Street, le haya retirado su apoyo.

King Street "ha hecho saber que no desea seguir apoyando al club ni financiar sus necesidades actuales y futuras", dijo en un comunicado el Girondins, actual decimosexto en la clasificación de la primera división gala.

Esa entidad entró en el capital del Girondins en 2018 y era su único accionista desde que en diciembre de 2019 compró su parte al también fondo estadounidense GACP.

Aunque su posible retirada era objeto de rumores recientes, estos apostaban a que iba a optar por venderlo.

El Burdeos indicó que esa decisión llega en un momento en que "el contexto económico ligado a la pandemia de covid-19 y a la retirada de Mediapro ha provocado una caída sin precedentes de los ingresos de los clubes de fútbol franceses".

Sumado al impacto de la interrupción del campeonato la temporada pasada y a la consiguiente pérdida de ingresos, el equipo precisó en su nota que su presidente, Frédéric Longuépée, ha colocado al club "bajo la protección del Tribunal de Comercio de Burdeos" para protegerlo.

Aunque ahora está en horas bajas, el Girondins es un club histórico de la Liga francesa y en sus filas han destacado algunos grandes jugadores de este país, como Zinedine Zidane, Jean Tigana o Patrick Battiston.

Actualmente cuenta entre sus filas con el centrocampista español Rubén Pardo, anteriormente en la Real Sociedad.