EFEMadrid

El fenómeno Ansu Fati escribió una nueva página camino de otro hito en Balaídos, donde encarriló el triunfo del Barcelona ante el Celta (0-3), Youssef En-Nesyri se redimió en la prolongación para dar la victoria al Sevilla frente al Levante (1-0) y el Cádiz ganó por primera vez en su historia liguera en San Mamés al Athletic (0-1) con nueve hombres.

El comienzo de temporada del jovencísimo jugador azulgrana es espléndido. Con la selección nacional absoluta brilló sobremanera, arrancó LaLiga con un doblete ante el Villarreal y una actuación estelar y en Vigo añadió otra temprana diana, con un magnífico disparo junto al palo, que encaminó el triunfo barcelonista. Está a tan solo un tanto de igualar con Pablo Pombo como jugador con más tantos anotados antes de los 18 años.

Pese a lo tempranero del gol de Ansu Fati (m.11), no lo tuvo nada fácil el equipo de Ronald Koeman para sumar su segundo triunfo, sobre todo en la primera mitad. El Celta le suele complicar la vida al Barcelona, ante el que no perdía en Balaídos desde hacía cinco años.

La situación pareció complicarse aún más cuando el francés Clement Lenglet fue expulsado por doble amonestación (m.43). Para su fortuna, apareció bajo la tempestad Leo Messi, se inventó una habilidosa internada y su centro fue desviado a su portería por el uruguayo Lucas Olaza para dejar el encuentro decantado a los 51 minutos, aunque el Celta tuvo alguna ocasión para meterse de nuevo en el partido. Sergi Roberto, en la prolongación, puso el colofón después de una magnífica labor defensiva de todo el bloque.

Triunfo de los de mucho valor para el Barcelona en estos primeros pasos de la era de Koeman y pierde su condición de invicto el cuadro de Óscar García Junyent.

EN-NESYRI SE REDIME

El regreso del Sevilla al Ramón Sánchez Pizjuán 73 días después de su último partido permitió al marroquí Youssef En-Nesyri redimirse de su mala racha. En la Supercopa ante el Bayern Múnich tuvo en sus botas la victoria y en el encuentro ante el Cádiz malogró también sus ocasiones.

Necesitaba el internacional marroquí darle un giro a su situación. De partida comenzó en el banquillo pero el partido se le enredó al conjunto hispalense por la buena labor del Levante y Julen Lopetegui, que acabaría expulsado, optó por darle entrada a falta de veinte minutos en lugar del neerlandés Luuk de Jong.

El 'Comandante' Morales y su tropa había amenazado claramente y resistía bien al conjunto sevillista, hasta que un centro desde la derecha del de siempre, el incombustible Jesús Navas, permitió a En-Nesyri hacer valer su juego aéreo, para, de cabeza, firmar en la prolongación el definitivo 1-0.

Segunda victoria, otra vez sufrida, como en el Ramón de Carranza, del conjunto andaluz, que ya merodea los puestos de privilegio pese a haberse aplazado sus dos primeros encuentros, igualado con el propio Barcelona, que está en su misma situación, Betis, Cádiz y Granada.

HISTÓRICO CÁDIZ, ASALTA SAN MAMÉS CON NUEVE HOMBRES

El cuadro cadista de Álvaro Cervera expuso todas las buenas cualidades que le devolvieron a la máxima categoría del fútbol español y, pese a quedarse en inferioridad casi toda la segunda parte por la expulsión del ecuatoguineano Carlos Akapo y con nueve hombres los últimos veinte minutos por la doble amarilla de Álvaro Negredo (había saltado al campo en el 61), asaltó por primera vez en su historia en liga San Mamés.

Tan solo había conseguido empatar dos veces, pero en esta ocasión, con todo en contra, salió victorioso para sumar su segundo triunfo seguido lejos del Carranza después de que ganara en Huesca.

El Athletic jugó un mal partido, lejos de sus posibilidades, bien contenido por el cuadro cadista. Entre su falta de ritmo y precisión y la labor del meta argentino Conan Ledesma el partido se le fue al traste.

Una preciosa internada del 'Choco' Lozano acabó con un centro del hondureño que, en su intento de despeje, convirtió en su propia portería Unai López, que vivió la cruz de la moneda días después de lograr un doblete ante el Eibar.