EFEHuesca

El juez de Huesca que instruye el caso Oikos, de amaños en el fútbol profesional español, ha decidido volver a prorrogar la instrucción del caso ante la complejidad de la investigación a realizar, decisión que han apoyado la fiscalía y la acusación en nombre de la Real Federación Española de Fútbol.

En su auto, al que ha tenido acceso Efe, el titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca rechaza la petición de las defensas de los investigados de no dilatar más el procedimiento y de valorar, casi tres años después de iniciarse el caso, la aplicación del principio de presunción de inocencia.

En contra de estos argumentos, la fiscalía y la acusación particular inciden en la necesidad de ampliar el plazo de la investigación tras precisar que faltan diligencias por practicar que no podrían realizarse en el plazo ordinario.

En los fundamentos jurídicos del auto, el juez, que ya acordó hace seis meses una primera prórroga, argumenta que en el caso Oikos concurren los motivos necesarios que justifican ampliar la instrucción durante un plazo de seis meses para llevar a cabo todas las diligencias de investigación previstas.

"Así -advierte el instructor-, nos encontramos ante un procedimiento complejo con 59 investigados, dos de ellos personas jurídicas, a los que se les imputan hechos punibles de distinta naturaleza (estafa, corrupción entre particulares y en relación con el deporte, falsedad documental, apropiación indebida o administración desleal), donde es necesario el análisis detallado de abundante documental".

El juez se refiere, entre otras, a las recientes pruebas documentales remitidas por los investigadores policiales al juzgado o las acordadas en autos previos dictados en noviembre del año pasado y este mes de enero.

Entre otras, un reciente informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que asegura no detectar en las cuentas bancarias de la plantilla del Reus en 2017 el cobro de primas por parte del club de fútbol oscense.

El informe, al que ha tenido acceso Efe, analiza de forma pormenorizada los movimientos bancarios realizados por los 25 miembros de la plantilla del equipo catalán entre octubre y diciembre de 2017 para tratar de determinar si se repartieron un total de 250.000 euros presuntamente entregados por el Huesca para que vencieran al Valladolid.

La derrota del Valladolid, que luchaba por meterse en la promoción de ascenso a Primera División, favoreció sin embargo el acceso a esta opción del Huesca, que acabó finalmente sexto en la liga regular.

En este informe remitido al instructor, la UDEF reitera de nuevo que no puede establecerse una "relación lineal" entre el cobro de una prima en efectivo y una minoración en los gastos registrados en las cuentas bancarias.

Por otra parte, en relación a otro bloque de las investigaciones llevadas a cabo en torno al caso Oikos, queda pendiente de resolver el recurso interpuesto por la Fiscalía de Huesca a la decisión del instructor de sobreseer provisionalmente las investigaciones en torno a trece personas residentes en Málaga, investigadas por su presunta participación en apuestas ilegales.

En su auto, al que también ha tenido acceso Efe, el instructor destaca que la denuncia, planteada inicialmente por la fiscalía en base a la investigación policial, adolece de un cuadro indiciario "muy poco sólido" en cuanto a la participación de los denunciados en presuntos delitos de corrupción en el deporte, estafa u organización criminal.

En su recurso, la Fiscalía de Huesca discrepa del instructor y considera que estos investigados no sólo habrían participado en la obtención de beneficios por partidos amañados, sino que "forman parte necesaria" de un entramado liderado por el referido jugador, con el que mantenían relación de amistad.