EFERoma

El Juventus Turín sufrió este domingo su primera derrota liguera del año, al caer 2-1 en el campo del Génova, en una vigésima octava jornada de la Serie A italiana (Primera División) en la que el español Luis Alberto relanzó al Lazio con un doblete en la victoria 4-1 contra el Parma.

El gran desgaste de energías realizado el martes para remontar al Atlético Madrid y meterse en los cuartos de final de la Liga de Campeones le pasó factura este domingo al Juventus, aunque la derrota sufrida en Marassi contra el Génova no hizo particular daño.

El cuadro turinés, con el título ya casi sentenciado, saltó al campo del estadio Marassi con una larga serie de rotaciones, sin Cristiano, Giorgio Chiellini, el meta polaco Wojciech Szczesny o el francés Blaise Matuidi.

El argentino Paulo Dybala, al que le fue anulado un gol, no pudo matizar una prestación falta de ritmo, castigada por los goles, en los últimos veinte minutos, del "ex" Stefano Sturaro y del macedonio Goran Pandev.

Primera derrota liguera del curso y primer partido sin ver puerta, ante un Génova que ya había empatado 1-1 contra el Juventus en la primera vuelta. El primer revés del conjunto juventino llegó tras 24 victorias y tres empates.

Sin embargo, este tropiezo no mancha la situación de un Juventus que suma 18 puntos de ventaja sobre el Nápoles, segundo y más concentrado en la Liga Europa que en la Serie A, que jugará este mismo domingo en casa contra el Udinese.

En el Estadio Olímpico, el Lazio no dio opción al Parma y, sin el sancionado Ciro Immobile, fue Luis Alberto quien tiró del conjunto romano, al anotar un doblete en la primera mitad.

Tras adelantarse con el serbio Adam Marusic, Luis Alberto firmó el penalti del 2-0 y el gol del 3-0, antes de ofrecer al bosnio Senad Lulic el balón del 4-0 con el que los hombres del técnico Simone Inzaghi se fueron al descanso.

Bajaron el ritmo en la reanudación los romanos y, pese a recibir la diana del 1-4 anotada por Mattia Sprocati, defendieron una victoria importante para colocarse a cinco puntos de distancia de la zona de Liga de Campeones.

El cuadro capitalino estará pendiente ahora del derbi de Milán de este domingo entre el Milan, tercero, y el Inter, cuarto, y tiene además un partido que recuperar, contra el Udinese.

Empate decepcionante para el Atalanta, que no pasó del 1-1 en casa contra el colista Chievo Verona, mientras que el Empoli logró una trascendental victoria contra el Frosinone (2-1) en un choque directo por la permanencia.

El equipo toscano ganó gracias a un penalti marcado por Francesco Caputo (m.20) y a un tanto del croata Marko Pajac (m.38) y salió de la zona de descenso, a la que había bajado el sábado tras la victoria del Bolonia en el campo del Torino (3-1).

El Empoli suma ahora 25 puntos, uno mas que los boloñeses, antepenúltimos.

En el programa sabatino, el Roma se alejó de la zona de Liga de Campeones, al perder 2-1 en el campo del Spal de Ferrara tras una prestación insuficiente, que un gol de penalti del argentino Diego Perotti no pudo matizar.

El veterano Fabio Quagliarella, delantero del Sampdoria de 36 años, marcó un gol en el encuentro más rico de dianas de la jornada, un triunfo 5-3 en el campo del Sassuolo. El italiano suma 21 goles y es el máximo artillero de la Serie A, por delante de Cristiano y el polaco Krzysztof Piatek, del Milan (ambos con 19 dianas).

El programa de la jornada se completará con los duelos Nápoles-Udinese y con el derbi Milan-Inter de Milán, que puede revolucionar los equilibrios en la lucha por la próxima Copa de Europa.

Andrea Montolivo