EFEValencia

El atacante del Levante José Luis Morales ha protagonizado un fulgurante arranque de campeonato, con tres goles y una asistencia en dos partidos en LaLiga, y a sus 33 años se ha colocado al frente de la clasificación del Pichichi junto al gallego Iago Aspas, con quien comparte año de nacimiento.

Morales fue el único delantero que puso en el once inicial su entrenador, Paco López, para buscar el triunfo en El Sadar. Y el plan le funcionó a las mil maravillas, con la asistencia del capitán a Melero en el primer gol y con el 1-3 definitivo anotado por Morales para redondear un sensacional encuentro.

El gol, la asistencia y el rendimiento mostrado en Pamplona confirmaron el buen arranque del campeonato completado dos semanas atrás, cuando en Mestalla y ante el Valencia CF Morales marcó los dos goles de su equipo, que cayó por 4-2.

Cumplidos los 33 años el pasado mes de julio, el capitán del Levante afronta su séptima campaña consecutiva en el equipo valenciano y con tres goles es el máximo goleador de Primera división junto a Iago Aspas, del Celta de Vigo.

La explosión de Morales en este 2020 podría considerarse su tercera juventud. La primera fue en su debut en Primera división, en 2014, cuando ya tenía 27 años y sorprendió al fútbol español con su velocidad y polivalencia, ya que los entrenadores contaron con él como extremo y como carrilero.

El madrileño dejó de ser un desconocido entre 2017 y 2019. En esta segunda juventud, en dos años marcó 22 goles en Primera división y sus actuaciones en el Benito Villamarín, en el Santiago Bernabéu o en San Mamés forman parte de la historia del Levante, club con el que está a punto de firmar una nueva ampliación de contrato.

Morales ha batido todos los récords en el equipo valenciano y es el máximo goleador en la historia del Levante con 39 goles y el jugador con más partidos en Primera, con 183 participaciones.

Para Morales también es especial la sociedad que forma con Roger Martí, con quien coincidió en el filial del Levante en 2011. Juntos forman una de las parejas más rentables del equipo y en Pamplona volvió a quedar demostrada su conexión con la asistencia de Roger para que Morales anotara el 1-3.

Logrados un sinfín de registros a nivel individual, el gran reto pendiente de Morales con la camiseta azulgrana es, tal y como ha reconocido en varias ocasiones de forma pública, disputar una competición europea.