EFEGuayaquil (Ecuador)

El Nacional ecuatoriano saldrá este jueves en la capital ecuatoriana por la remontada ante el uruguayo Fénix, que ganó por 1-0 la semana pasada, con lo que mañana se determinará la clasificación a la siguiente fase de la Copa Sudamericana.

El cuadro de "los puros criollos", como también le dicen a El Nacional, porque participa a nivel local e internacional solo con jugadores ecuatorianos, dejó entrever que presionará desde el comienzo del partido para aprovecharse de los efectos de la altitud de los 2.850 metros sobre el nivel del mar, en que se ubica Quito.

El técnico colombiano Eduardo Lara preservó a la mayoría de sus jugadores experimentados en el debut por el campeonato ecuatoriano el domingo pasado, pero le bastó con la plantilla que utilizó porque ganó por 2-1 a Liga de Portoviejo.

El equipo quiteño que ocupa el tercer puesto de los cuadros con más títulos locales, trece en total, dos menos que el líder Barcelona, participa por quinta ocasión en la Copa Sudamericana.

Por su parte, el cuadro dirigido por el uruguayo Juan Ramón Carrasco, está por tercera oportunidad en el torneo sudamericano, en el que no logró superar la primera fase.

El partido de ida lo ganó Fénix con tanto del veterano defensa central Ignacio Pallas, al minuto 81, que valió para motivar al equipo en busca de la clasificación en calidad de visitante.

En el enfrentamiento de ida quedó demostrado que no hay marcadas diferencias futbolísticas entre uno y otro equipo, por lo que no habrá favoritismo para el partido de mañana.

El partido se disputará en el estadio olímpico "Atahualpa", de la capital ecuatoriana, desde las 19:30 hora local (00:30 del viernes), con el arbitraje del argentino Nicolás Lamolina.