EFEValladolid

Tras la "decepción", en palabras del propio técnico del Real Valladolid, Sergio González, que ha supuesto la eliminación de la Copa del Rey, el equipo blanquivioleta está "motivado" para lograr la que sería su duodécima victoria ante el Real Madrid en toda su historia.

Ante este reto, el cuadro vallisoletano quiere olvidar ya el partido copero ante el Tenerife y reivindicarse ante un grande, para lo que tendrá que echar mano de las mejores herramientas posibles para frenar y aprovechar los resquicios que pueda presentar el equipo blanco.

Uno de esos resquicios podría estar en el lateral derecho, ya que Carvajal, el jugador habitual en esa posición en el equipo merengue, no podrá saltar al terreno del estadio José Zorrilla por acumulación de sanciones, y Nacho, que podría ser su sustituto, tiene menos experiencia.

Pero antes de hablar del partido ante el Real Madrid, Sergio González fue cuestionado en rueda de prensa por la Copa y, al respecto, ha aclarado que no acepta la frase "mal de muchos, consuelo de tontos" al haber caído eliminados varios equipos de Primera, sino que ha hecho autocrítica con el fin de "analizar y seguir adelante".

"No hemos estado a la altura de una competición en la que teníamos que haber seguido, pero esto ha de servir para detectar los errores y para recuperar al Real Valladolid que queremos ser, con lo que hay que asimilarlo y mirar hacia adelante", ha matizado.

Por eso, ha asegurado que "es una suerte que sea el Real Madrid el próximo rival, porque la motivación es máxima".

"Se juega ante un equipo poderoso, que atraerá a mucha gente, la cual esperamos que salga del estadio con una gran sonrisa en su boca, ya que el único pensamiento es ganar", ha añadido.

Lograr una victoria se ha convertido en algo "fundamental", para que el equipo blanquivioleta termine con una racha de siete partidos sin sumar los tres puntos y para "romper con ese estigma, se produzca como se produzca", y más si se trata de un rival como el Real Madrid.

"Hay que reaccionar ya, pero no veo esa sensación tan tenebrosa y pesimista, porque el equipo solo ha perdido un partido en casa y sabemos que en muchos de ellos pudimos haber ganado", ha añadido el técnico catalán, quien podrá volver a contar con Nacho para este choque.

Es consciente de que deberán hacer muchas cosas bien para poder sorprender a un Real Madrid "que tiene una amplia variedad de recursos y alternativas, que sabemos que tendrá mucho el balón y que va a crear ocasiones de peligro, por sus méritos colectivos y por sus individualidades".

La clave está en "hacerles correr hacia atrás porque, como a todos los equipos grandes, les cuesta hacerlo", ha apuntado Sergio González, quien confía en su esquema habitual de 4.4.2, pero ha optado por cambiarlo en varios encuentros para situar a cinco jugadores en defensa, lo que podría repetir ante los de Zidane.

Además, tiene claro que al Real Madrid "no le va a afectar el rival que le toque en Copa, porque siempre priorizará la liga" y, por tanto, espera "a su mejor once inicial", eso sí, sin Carvajal en el mismo.

En el capítulo de bajas del Real Valladolid, se ha incluido la del portero suplente, José Antonio Caro, al que sustituirá Samu Pérez, del filial, en una lista de convocados que facilitará este sábado.

Según ha explicado, "el club ha hecho los deberes en el mercado invernal y, si puede llegar algún refuerzo, contando con los recursos que se tienen, se hará y, si no llega, habrá que apretar a los jugadores, porque están preparados para cumplir con el objetivo fijado".