EFESevilla

El estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla ha sido el banco de pruebas para el Mundial de Catar para perfilar el sistema de acortar el tiempo de decisión en el VAR del fuera de juego para "ganar certeza y ahorrar tiempo", según afirma el responsable de I+D+I Fútbol del club sevillista, José María Cruz Gallardo.

Cruz señala en un vídeo distribuido por el Sevilla que los trabajos de los técnicos de la FIFA en el Sánchez Pizjuán han estado encaminados a ser "cada vez más preciso y ser preciso al menor coste de tiempo posible" en un asunto en el que las claves son si se tira bien la línea y cuánto tiempo se tarda en decidir.

Para ello, el estadio sevillista ha sido elegido como laboratorio para el próximo Mundial de Catar por el clima de Sevilla y la morfología del Sánchez Pizjuán, pruebas llevadas por responsables de Investigación y Estándares de la FIFA y que se basan en un sistema de cámaras análogo al ojo de halcón utilizado en el tenis.

Según informa el Sevilla en su web, se busca dar un nuevo paso y la meta es "la aplicación del fuera de juego automático, donde no exista intervención humana ni posibilidad de error", camino que "no es sencillo y requiere muchas pruebas para que todo esté bien calibrado y la tecnología no sea invasiva en los propios jugadores". EFE

cb/og