EFESevilla

El Schalke 04 alemán será el viernes el rival del Sevilla en el Trofeo Antonio Puerta, cita que se organiza anualmente en memoria del futbolista, quien año y medio antes de su muerte ya entró en la historia del club al marcar el gol que metió a su equipo en la final de la Copa de la UEFA 2005-06.

Esta décima edición del trofeo reedita aquel partido de vuelta de las semifinales de la competición continental que midió a estos equipos en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán un jueves 26 de abril de 2006, en plena Feria de Abril, y que se afrontaba con el 0-0 con el que acabó la ida disputada en Gelsenkirchen.

Puerta salió al terreno en el minuto 77 en sustitución del brasileño Adriano Correia y el partido se prolongó hasta la prórroga con el 0-0 inicial, pero en el minuto cien el sevillano se sacó un zurdazo con parábola imposible para el meta alemán Frank Rost, lo que llevó el delirio a las abarrotadas gradas del estadio de Nervión.

El Sevilla accedía así a una final décadas después, la primera europea de su centenaria historia, y la ganó en mayo en el estadio del PSV Eindhoven holandés al Middlesbrough inglés (4-0), lo que fue un inicio de grandes éxitos del club, que acumula ahora, entre otros, cinco títulos de la segunda competición continental.

El Trofeo Antonio Puerta inició su camino en 2008, al año del fallecimiento con 22 años del internacional español tres días después de que el 25 de agosto de 2007, en un partido de la primera jornada de Liga ante el Getafe, se desplomara en el minuto 28 sobre el césped del Sánchez Pizjuán debido a un paro cardiorrespiratorio.

Desde entonces, se han disputado nueve ediciones, con la participación del Málaga, Xerez, Granada, Espanyol, Deportivo de La Coruña, Almería, Córdoba, Boca Junior y Roma, de los que sólo el Granada y el Boca Junior han logrado alzarse con el trofeo.

Ahora llega a Sevilla el Schalke trece años después, período en el que ambas entidades y aficionados de los dos equipos han fortalecido un vínculo de amistad que se verá reflejado el viernes en el Sánchez Pizjuán con la presencia de unos setecientos hinchas alemanes en hermandad con los sevillistas.

Se ha confeccionado una camiseta especial del Sevilla con los escudos de los dos equipos y la fecha del partido y otro con el rostro de Puerta, además que se distribuirán bufandas conmemorativas entre los asistentes.

El Sevilla ha invitado para este partido a los miembros de su plantilla en aquella temporada 2005-06, en la que estaba el actual capitán, Jesús Navas, aunque éste no estará presente al estar citado por Luis Enrique para la selección nacional, pero sí han confirmado su presencia jugadores como Pablo Alfaro, Javi Navarro, Andrés Palop, David Castedo o Pep Martí.

Este partido tiene como dato curioso el que ambos equipos han sido eliminados recientemente de las competiciones europeas, de la Liga Europa el Sevilla y de la Liga de Campeones el Schalke, y que ello ha propiciado las destituciones de sus entrenadores, Pablo Machín y el italo-germano Domenico Tedesco, respectivamente.

Joaquín Caparrós ocupa ahora al banquillo sevillista y el holandés Huub Stevens el del Schalke, por lo que es una buena oportunidad de afinar la preparación y los métodos que quieren inculcar a sus equipos.

No obstante, al llegar el encuentro en unas fechas de partidos de selecciones nacionales, las dos formaciones se presentarán a la cita con destacadas ausencias de internacionales.

En el caso del Sevilla, sin nueve que están concentrados con sus respectivas selecciones, como los españoles Sergi Gómez, Jesús Navas y el sub-19 Bryan Gil, el austríaco Maximilian Wöber, el punta portugués André Silva, el argentino Gabriel Mercado, el holandés Quincy Promes, el danés Simon Kjaer y el croata Marko Rog.

Además, el portero checo Tomas Vaclík, que regresó tras ser examinado por los médicos de la selección de su país de las molestias en el oblicuo abdominal, tampoco jugará el viernes.

Pese a todo, la cita reunirá a un gran número de espectadores en un estadio que, un año más, quiere recordar a Puerta y en este caso ante un rival que significó tanto en su corta carrera.

Antonio Gutiérrez