EFESan José

El seleccionador de Costa Rica, el colombiano Luis Fernando Suárez, destacó este jueves el talento y la disposición anímica que ha encontrado en el equipo tras poco más de una semana de entrenamientos con miras a la Copa Oro de la Concacaf.

"Lo más importante es que la primera impresión fue bastante buena por la disposición anímica del grupo. Le dije que vamos a trabajar muy fuerte y ha sido muy buena la actitud del grupo, su disposición anímica, alegre, con una exigencia muy alta en las prácticas", declaró Suárez en una videoconferencia de prensa.

El entrenador asumió el cargo el pasado 24 de junio tras el despido del local Ronald González, y tendrá su primer reto oficial a partir del próximo lunes cuando Costa Rica debute en la Copa Oro frente a Guadalupe, en un grupo que además integran Surinam y Jamaica.

Suárez destacó el talento de los futbolistas costarricenses y detalló que "en la parte técnica el equipo es bastante bueno y está bien fundamentado en la parte ofensiva", y aseguró que un punto a trabajar es la presión alta y la transición de ataque a defensa.

"Soy un convencido de que un equipo es un estado de ánimo, un estado mental. No veo que se pueda conformar un buen equipo solo con talento. Al talento hay que sumarle una buena disposición anímica como la que tiene este grupo", declaró.

A pesar de ausencias sensibles por lesión como la del portero del PSG francés Keylor Navas y el lateral izquierda del Copenhague danés, Bryan Oviedo, Suárez considera que el conjunto costarricense tiene la capacidad de competir al más alto nivel.

"Hemos ganado mucho en estos días. El grupo ha entendido fácilmente la parte del ataque posicional, la parte de abrir el campo, la velocidad de los traslados de defensa al ataque. Hay cosas que ya las tiene incluidas la forma de jugar del equipo y eso me da tranquilidad", comentó.

A pesar de tener pocos días al mando de la selección tica, Suárez afirmó que la exigencia de buenos resultados es máxima y que trabajará fuerte para que Costa Rica brille en el torneo.

"Tenemos que competir a la altura máxima. Desde el principio la exigencia es hacer lo mejor en cada partido e intentar ganarlo. Quiero un equipo que sea intenso en todas las fases, que tenga la atención necesaria y sea bueno en todo sentido", manifestó.

Costa Rica debutará el próximo lunes frente a Guadalupe; el viernes 16 de julio se enfrentará a Surinam y el martes 20 se medirá ante Jamaica en la fase de grupos de la Copa Oro, torneo que se jugará en Estados Unidos y que los ticos nunca han ganado.

Este torneo también supone los únicos partidos que Suárez tendrá antes del arranque, en septiembre, del octogonal final de la Concacaf rumbo al Mundial de Catar 2022.