EFEMálaga

El Unicaja regresa el domingo a la Liga Endesa, dos semanas después del parón obligado por un brote de la covid-19 en la plantilla malagueña, y se enfrenta a uno de los mejores equipos como local del torneo, el Surne Bilbao Basket, en un encuentro que fue aplazado hasta en dos ocasiones.

Para Bilbao, el conjunto andaluz recupera al base Alberto Díaz y ala-pívot Tim Abromaitis para intentar conseguir una victoria que le es necesaria para disipar algunas dudas que se quedaron tras haber perdido el pasado martes, en la jornada inaugural del Top-16 de la Liga de Campeones (BCL) frente al Napoca rumano (73-79), y de antes no clasificarse para la Copa del Rey.

El equipo que entrena el griego Fotis Katsikaris ganó su último partido en la competición española el pasado 4 de enero, cuando venció al Casademont Zaragoza (112-72) en el Palacio Martín Carpena de Málaga, y se mide ahora a un Surne Bilbao Basket que llega al duelo en décima posición de la tabla, con un balance de ocho victorias y nueve derrotas y en plena dinámica positiva.

Un aspecto fundamental del conjunto vizcaíno es su fortaleza como local, ya que en el Bilbao Arena nadie ha conseguido sacar un triunfo desde el pasado 3 de octubre, cuando recibió al Barcelona, que se llevó el triunfo (68-84).

En cuanto a los enfrentamientos anteriores entre ambos conjuntos, se han visto las caras un total de 33 ocasiones durante la fase regular de la Liga Endesa, logrando los andaluz el triunfo 22 veces, mientras que en Bilbao el balance es de igualdad con ocho victorias para cada uno.

Fotis Katsikaris, el alero galo Axel Bouteille y el base Alberto Díaz son componentes de la de la expedición malagueña que regresan al Bilbao Arena, lugar donde jugaron hace varias temporadas defendiendo los colores de la formación vasca.

El reciente fichaje del Unicaja, el pívot serbobosnio Dejan Kravic, procedente del Hereda San Pablo Burgos, no podrá jugar este partido al ser un aplazado de la decimoquinta jornada, que ya la disputó con su anterior equipo y la normativa le impide volver a jugarla ahora.