EFERedacción deportes

El trimarán 'Use It Again', patroneado por el español Álex Pella y el francés Romain Pilliard, superó este martes, en su decimocuarto día de navegación, las mil millas (1.037/1.921 km) de ventaja sobre la marca anterior en su intento del récord de la vuelta al mundo este-oeste (contra vientos y corrientes dominantes).

Tras superar los 'doldrums' (zonas de calmas ecuatoriales), ambos navegantes se enfrentan a la peligrosidad de los sargazos en esta misma zona del ecuador. Son algas marrones que cubren gradualmente la superficie del océano antes de acercarse a la costa este de las Antillas.

Hoy proliferan anormalmente (se han multiplicado por 10 en 10 años) con consecuencias catastróficas para los corales y ciertas especies de peces a los que asfixian.

Los navegantes y los regatistas oceánicos se han convertido en grandes testigos de esta multiplicación del sargazo y ahora tienen que lidiar con este fenómeno cuando en las regatas campos enteros de algas se levantan frente a la proa de los barcos y los ralentizan significativamente.

Flotando en la superficie, poco visibles desde lejos, son difíciles de esquivar. Atascan los timones y las derivas de las embarcaciones. Un fenómeno molesto para los navegantes, pero un mal menor frente a la peligrosidad para los humanos una vez en la costa.

A medida que se secan, liberan sulfuro de hidrógeno y amoniaco que pueden causar dolores de cabeza, náuseas, vómitos, problemas respiratorios y mareos.

El 'Use It Again' dejó en la madrugada de lunes el archipiélago de Fernando de Noronha a 30 millas (55 km) por estribor (al este) y desde entonces está navegando en rumbo sur-suroeste a medias de 14 nudos.

Este martes (a las 16:00 horas) dejó atrás Salvador de Bahía a 140 millas (260 km) de la costa y ahora tendrá que lidiar con vientos suaves del noreste y las flotas de pesqueros que faenan en la zona.