EFEMontevideo

El Progreso, club del que era hincha el expresidente de Uruguay Tabaré Vázquez, descendió a la Segunda División este sábado en la última jornada del campeonato que lleva el nombre de quien gobernó el país en los períodos 2005-2010 y 2015-2020.

En el estadio Centenario, el conjunto dirigido por Álvaro Fuerte perdió 1-0 con el Montevideo City Torque, resultado que lo condenó a perder la categoría.

Pese a que terminó sexto en el Clausura, los malos resultados del Apertura fueron determinantes para que el equipo amarillo y rojo debiera abandonar el círculo de privilegio. En ese torneo finalizó penúltimo.

Por esto, bajó a la Segunda División junto al Villa Española y al Sud América.

En abril de este año, el Progreso informó en su cuenta de Twitter que el Campeonato Uruguay 2021 llevaría el nombre de "Doctor Tabaré Vázquez" como una forma de rendir homenaje a quien también presidiera dicha institución y falleciera el 6 de diciembre de 2020.

En 1979 asumió como presidente de Progreso y allí comenzó un camino de crecimiento exponencial del club. Ese mismo año el Progreso logró el ascenso, en 1981 comenzó las obras para remodelar y mejorar su estadio, Abraham Paladino, en 1987 compitió por primera vez en la Copa Libertadores y en 1989 llegó el momento de tocar el cielo con las manos.

Cuando la presidencia de Vázquez estaba por terminar, porque era hora de emprender un camino hacia la política partidaria y presentarse como candidato a intendente por el Frente Amplio (FA-izquierda), el club logró la hazaña de ser campeón uruguayo.

En un torneo que se jugó a una sola rueda, porque coincidía con la Copa América y las eliminatorias para el Mundial de Italia 1990, el Progreso fue casi invencible. Derroto 3-1 al Nacional y venció 1-0 al Peñarol y solo sufrió una derrota ante el Montevideo Wanderers.

Una de las particularidades de ese año fue que Vázquez ya había empezado la campaña electoral, por lo que se tomó licencia en los primeros partidos. Como los resultados se fueron dando, el entonces presidente decidió no asistir al resto de los encuentros para no llevar la mala suerte.